¿El futuro de Luana Volnovich, al frente del PAMI, en la mano de Máximo Kirchner?

La foto de la titular del PAMI, de Luana Volnovich, vacacionando en Cancún (México), generó un revuelo en las entrañas del oficialismo, sobre todo tras la filtración a la prensa de las recomendación que había hecho el propio Presidente Fernández, recomendado a sus funcionarios tomarse su descanso en el país.

En la semana incluso la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, en su habitual conferencia de prensa con los periodistas, evitó hablar del tema y respondió con un escueto “Sin comentarios”, ante la pregunta de los medios.

Al margen de que elogió la gestión de la funcionaria en la Cartera, al describir que “El Pami es la mayor obra social de la argentina, tiene unos 5 millones de afiliados y casi 3.5 millones acceden a los medicamentos gratis, se han construido residencias geriátricas y se llevan adelante todas las políticas que requiere el Gobierno”, Cerruti aclaró que “Sobre las vacaciones que se toman los funcionarios, corresponde para otra conversación”.

Lo cierto es que, según trascendió desde los pasillos de la Rosada, la decisión sobre el futuro de Volnovich exclusivamente a Máximo Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados y titular de La Cámpora, fuerza política a la que pertenece la funcionaria.

“El Presidente respeta los espacios de poder de cada uno”, dijeron desde la Presidencia. “La permanencia de Volnovich depende de Máximo y de Cristina”, agregaron en una dependencia comandada por el kirchnerismo.

Por ahora el futuro del PAMI es una incógnita y aun no hay indicios de que se piense en reemplazarla. Más bien, todo lo contrario. “Estuvo mal, seguro. O fuera de lugar. Esto es una mancha por una actitud personal de falta de tacto. Pero nunca se puso en juego su continuidad, porque su gestión es excelente”, plantearon incluso otras voces dentro del kirchnerismo.