El Gobierno analiza seriamente suspender el llamado a sesiones extraordinarias en febrero. El temor es que la convocatoria deje en evidencia la falta de acuerdo en el Parlamento y esto incida en campañas.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que «no están cerrados aún los temas que se tratarían en el Congreso» en sesiones extraordinarias, aunque apuntó que uno de ellos podría ser el proyecto de financiamiento político, al tiempo que expresó que tampoco está definido quién será el juez propuesto por el Gobierno para cubrir la vacante abierta en la Cámara Electoral Nacional (CNE).

Por su parte, Marcos Peña propuso analizar con tranquilidad los pasos a seguir y dilatar cualquier definición. De ahí que, en los últimos días, el Gobierno esquivó dar mayores precisiones sobre la convocatoria a extraordinarias.

Así las cosas, el periodo legislativo se avecinaría tranquilo y habría que esperar si los proyectos que quedaron en agenda para febrero avanzan una vez iniciadas las sesiones ordinarias, a saber, financiamiento político, ley de barrabravas y pliegos de magistrados.

 

Compartinos: