Lo que afirman las publicaciones de militantes de Juntos por el Cambio, que repercutieron y tuvieron eco en declaraciones públicas de la diputada nacional Elisa Carrió, según el propio ministerio del Interior, son falsas.

Según confirmaron a Reverso voceros de la Cámara Nacional Electoral (CNE), la faja que garantiza la seguridad de la urna no es la que se señala en la foto, sino otra, más ancha, que se coloca por encima. Además, la faja de seguridad no figura en el recorte de las imágenes virales y no presenta roturas como se ve en las fotos sin recortar.

Las publicaciones empezaron a circular en Facebook, en Twitter y también en Instagram, con casi 4000 interacciones en total. “Foto documento. Fraude K. En Concordia el gobernador votaba y la caja tenía violada la faja de seguridad”, se lee en una de las entradas. “Fraude masivo en toda la República Argentina”, comenta un usuario. “¿Y los fiscales dónde estaban?”, escribe una mujer.

En las PASO, al ser una elección federal, rige el Código Electoral Nacional. Desde la Cámara informaron a Reverso, sitio dedicado a investigar campañas Fake por redes sociales, que la roturas que se observan en las imágenes son algo normal: “El presidente de mesa puede recibir la urna armada o sin armar. Si la recibe armada, tiene la obligación de cortar esas fajas y abrir la urna para verificar que no haya nada dentro antes de comenzar las elecciones”. A su vez, señalaron que a veces “los útiles y demás elementos para la autoridad de mesa, como el padrón, vienen dentro de la urna”, por lo que debe ser abierta para retirar estos objetos.

A la autoridad de mesa se le entrega también una faja ancha que es la que garantiza la seguridad de la urna y ésta no debe estar rota. Carrió volvió a montarse en una irresponsable denuncia que va en contra incluso de lo que afirman las autoridades del gobierno que integra.

Compartinos: