El senador nacional Alfredo Luenzo manifestó su preocupación por la observación de parte del Poder Ejecutivo Nacional de los artículos 10 y 13 de la Ley de Industria Naval recientemente sancionada.

El gobierno eliminó la obligación de mantener por diez años el régimen de incentivo fiscal para la construcción de buques y demás estructuras flotantes como así también el Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional (FODINN), el cual en el marco de fondos fiduciarios ya existentes y administrados por el Ministerio de Producción dispondría de $ 1.500 millones anuales.

“La ley que acabamos de aprobar luego de meses de debate y después de haber logrado el consenso con todas las partes involucradas, crea el Régimen de Promoción de la Industria Naval Argentina para el desarrollo y crecimiento sustentable de la misma de manera participativa y competitiva”, señaló Luenzo, “ para lo cual se creó el FODINN cuyos fondos serían destinados a la adquisición de bienes de capital, equipamiento, infraestructura y tecnología para los astilleros, talleres navales y estudios de ingeniería naval argentinos y para la transformación y reconstrucción de buques y artefactos navales dando prioridad al otorgamiento de créditos a aquellos con proyecto técnico nacional y con mayor participación de equipos y materiales de origen nacional”.

Luenzo aseguró que “sin el Fondo no será posible el restablecimiento de la industria naval y la recuperación de la marina mercante nacional que conjuntamente emplean a miles de trabajadores posibilitando una importante reducción de los costos logísticos”.

¨La eliminación del Fondo le quita el espíritu esencial de la Ley, fundamental para poder concretar su objetivo y recuperar el país grande, ambicioso y con el deseo de colocarse entre los mejores del mundo. Como dije muchas veces, tenemos que dejar de ser un país mediterráneo y volver a ser un país que mira hacia el mar. Es una decisión económica, laboral y estrictamente patriótica», concluyó Luenzo.

Compartinos: