El Poder Ejecutivo enviaría este mes al Congreso el anteproyecto del nuevo Código Penal, que prevé sanciones relacionadas con el ingreso de inmigrantes y las manifestaciones en la vía pública.

Entre las novedades el proyecto sube las penas por cortar el tránsito y crea el delito de incumplimiento de la prohibición de ingresar al país para los migrantes. El proyecto aumenta la escala penal de un máximo de dos años a entre seis meses y tres años de prisión por “detener o entorpecer” la marcha de medios de transporte público y también de los privados sin autorización.

A su vez el nuevo Código incorpora una figura agravada para los migrantes que usan documentación falsa y para quienes incumplan la prohibición de reingresar a Argentina luego de una expulsión por sentencia condenatoria judicial. Para el último caso contempla prisión de uno a cuatro años.

Una comisión encabezada por el camarista federal Mariano Borinsky trabajó el anteproyecto durante un año y medio y el Código pasará de 320 artículos a 540. Se buscará sistematizar leyes con contenido penal que estaban dispersas.

 

Compartinos: