El interbloque de Juntos por el Cambio cuestionó la sesión por «inválida»

El interbloque de Juntos por el Cambio calificó a la sesión en la que el Senado sancionó las reformas a la Ley de Impuesto a los Bienes Personales como «inválida», alegando que no se obtuvo el quórum necesario durante el tiempo de tolerancia fijado por el reglamento de la Cámara alta.

A través de un comunicado de prensa difundido por la coalición JxC, la bancada de la oposición acusó al oficialismo de «incurrir nuevamente en un atropello a las instituciones desconociendo las disposiciones establecidas en nuestro reglamento».

Según el artículo 15 de la citada norma, se establece que «a la hora fijada, el Presidente (del cuerpo) llamará a sesión y, si treinta minutos después no se ha logrado el quórum en el recinto, esta se levantará de inmediato».

«Ustedes constituyeron el quórum a los 40 minutos, están las fotos que registran perfectamente el horario«, aseguró el presidente del interbloque de JxC, el exgobernador mendocino Alfredo Cornejo, tras bajar al recinto para denunciar que el quórum era inválido.

Sin embargo, el presidente del bloque del Frente de Todos, el formoseño José Mayans, presentó una moción para avanzar con la sesión de todas formas, que fue ganada por amplia mayoría.

La sesión había sido convocada para las 15, y el quórum de 37 senadores se obtuvo unos minutos después de las 15.30, cuando la senadora riojana Clara Vega se ubicó en su banca.

Sobre ese punto, Mayans aseguró que «se inició antes el conteo del tiempo y hubo alguna demora por el tema del registro de las huellas digitales para la identificación de los senadores».

Luego destacó que al sentarse 37 senadores en las bancas «reclamó al pleno (los legisladores presentes en el recinto, a quienes se había sumado Alejandra Vigo, de Hacemos por Córdoba) que ratificara el quórum y su voluntad de sesionar, lo que ocurrió al instante y por unanimidad».

En el comunicado de JxC, los legisladores del interbloque plantearon el «más enérgico rechazo» ante lo que consideraron «manejos de la Presidencia» de la Cámara para que la sesión avanzara y comenzara el debate sobre las actualizaciones a Bienes Personales.

«A pesar de ser claramente violatorio de las disposiciones reglamentarias de nuestra Cámara, la Presidenta del Senado de la Nación dispuso el inicio de la sesión», señalaron desde la coalición opositora.

En el mismo sentido, añadieron: «Queremos manifestar nuestro más enérgico rechazo a los manejos de la Presidencia y sostenemos que estamos ante una sesión inválida debido al explícito incumplimiento a la letra del reglamento».