El Interbloque Federal en el Senado cree que CFK pidió sesionar solo para aprobar el impuesto a ricos

Ante el pedido de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a la Corte Suprema para que el Senado pueda sesionar por teleconferencia y evitar trabas al impuesto a los grandes capitales, el Interbloque compuesto por los senadores Juan Carlos Romero (Salta), Clara Vega (La Rioja), Lucila Crexell (Neuquén) y Carlos Reutemann (Santa Fe) remarcó la necesidad de que el Congreso sea convocado a trabajar en todos los temas que preocupan a la sociedad y no solo en iniciativas que acrecientan la grieta.

Lucila Crexell, senadora del interbloque

Al respecto, manifestaron su preocupación porque, en medio de la emergencia que vive el país, “resulta poco serio que el Senado esté paralizado y las comisiones no se reúnan para tratar estos y otros proyectos presentados por mis pares”, y remarcaron que “en la Cámara Alta la mayoría de las comisiones no se habían terminado de conformar previo al aislamiento”.

“Muy por el contrario, Diputados viene utilizando esta modalidad virtual para la realización de reuniones de comisiones y de bloques, incluso Massa convocó a una reunión de jefes de bloques, por lo que continúan en actividad pese a la cuarentena”, agregaron en un comunicado.

Con respecto al pedido de la vicepresidenta, refirieron: “Repentinamente quieren forzar una sesión por teleconferencia solo para evitar presentaciones futuras en contra del impuesto a los grandes capitales ideado por Máximo Kirchner. Una iniciativa que solo agranda la grieta y no ayuda en nada a respaldar el camino tomado por el Presidente para combatir esta pandemia”.

“Estos sectores, lejos de ser atacados, tienen que estar fortalecidos para realizar inversiones y contribuir a poner al país de pie nuevamente, luego de una crisis que ya existía y se terminó de profundizar por esta emergencia global”, agregaron los legisladores.

Frente a todo ello, reflexionaron que “desde el inicio venimos apoyando al presidente Alberto Fernández en las medidas extraordinarias que tuvo que tomar por decreto para contener la crisis sanitaria y económica, pero también le pedimos al oficialismo que no se extralimiten y comiencen a convocar al Congreso para debatir las políticas que implementaremos a futuro”.

“En países mucho más complicados que nosotros con respecto al avance del COVID-19, como Estados Unidos o España, el Parlamento continuó en sus funciones para acompañar la contingencia”, apuntaron.

Para finalizar, concluyeron que “el Congreso se debe abrir para tratar los temas que le interesan a la ciudadanía y dar respuestas en esta situación completamente sensible para el país. Son momentos para estar todos unidos y evitar que la democracia y la institucionalidad queden sumidas a una eterna cuarentena”.

Deja una respuesta