El ex presidente español Felipe González y el diputado Máximo Kirchner, se reunieron en España con el fin de retomar los vínculos entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y buscar alianzas sobre la posible candidatura de la Senadora CFK. El portal Infobae reveló que ambos políticos sostuvieron una cena que duró más de 3 horas.

_____________________________

Todavía no es oficial que la expresidente y Senadora Cristina Fernández de Kirchner será una de las figuras presidenciales para las elecciones de octubre, sin embargo, todo indica que desde el kirchnerismo están tratando de afianzar sus alianzas internacionales.

La semana pasada se conoció que el diputado Axel Kicillof viajó a México con la excusa de dictar una charla en una universidad de ese país, pero que el objetivo principal era lograr un acercamiento con el presidente Andrés Manuel López Obrador. La Razón: Cristina Kirchner podría figurar otra vez en la boleta y conseguir su tercer mandato como presidenta, y además, López Obrador se convirtió para buena parte de la centro-izquierda argentina en una suerte de faro esperanzador para un nuevo giro progresista en la región.

En ese contexto, se conoció ahora que el hijo de la expresidente de la Nación tuvo una cena muy importante en España. Según reveló el portal Infobae, Máximo Kirchner se reunió con el ex presidente español Felipe González, una voz de peso en ese país.

Y es que en su presentación del libro Sinceramente, Cristina Fernández no habló de candidaturas, pero su discurso fue llamativo al elogiar la política del mandatario estadounidense Donald Trump, sino que llevó adelante un discurso de diálogo, consenso y construcción. Una Cristina mucho más moderada y «buena» que la anterior.

Como CFK está guardando silencio y además está complicada para salir del país por sus procesamientos en la justicia argentina, son sus aliados y círculo íntimo quienes están moviendo las piezas para tratar de afianzar y recuperar viejos y nuevos vínculos en el ámbito internacional. Con España no es nuevo. El dirigente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) había acompañado a la familia Kirchner cuando falleció Néstor, en octubre del 2010.

Sin embargo, en el 2012 las relaciones con España se rompieron, cuando ocurrió la reestatización de YPF y la expropiación de las acciones de Repsol. Actualmente, Argentina enfrenta un juicio millonario en la Corte de Nueva York tras el planteo del fondo Burford que compró los derechos para litigar a los españoles.

Por ese motivo, y otros roces de «dimes y diretes» entre los mandatarios de España y Argentina por esos años, el diputado Máximo Kirchner viajó y sostuvo una cena de más de 3 horas con Felipe González. El objetivo es hacer las paces y poder restrablecer nuevamente su vínculo con el español.

«El encuentro ocurrió el viernes 3, el mismo día en que González desayunó con referentes de distintas fuerzas políticas. Por la mañana no hubo dirigentes kirchneristas en la charla en la que a instancias de la Red de Acción Política (RAP) que dirige Alan Clutterbuck, ministros y legisladores del oficialismo y también de algunos partidos de la oposición escucharon consejos sobre posibles acuerdos. González también habló sobre consensos con el presidente Mauricio Macri y el sábado 4 con Sergio Massa y su esposa Malena Galmarini en una comida en Tigre», cita el portal Infobae.

El diálogo fue en la línea de lo planteado por Cristina Kirchner al presentar su libro «Sinceramente» respecto a que en estos tiempos no alcanza una fuerza política para gobernar sino que son necesarios acuerdos más amplios y de toda la sociedad. La base del próximo gobierno, sea del partido que sea, debería ampliarse para reencausar a la Argentina.

El encuentro de Máximo Kirchner parece extraño porque hoy su rol está más enfocado al armado electoral y la construcción de consensos en la provincia de Buenos Aires entre los intendentes del peronismo que a cuestiones de política internacional reservada a su madre, al ex canciller Jorge Taiana y al rector de la UMET, Nicolás Trotta. Sin embargo, cuentan que Felipe González, en su afán por intercambiar opiniones, buscó diálogos plurales y propuso el encuentro.

En marzo quien estuvo en España fue Mariano Recalde, el referente más fuerte del kirchnerismo porteño. Visitó a Iñigo Errejón antes de las elecciones locales, como prólogo para su precandidatura a jefe de gobierno porteño.

También el intendente de Esteban Echeverría y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, tiende puentes con la izquierda española, en su caso fundamentalmente con Podemos. En Madrid, donde tiene buena relación con la alcaldesa Manuela Carmena Castrillo, colocó una placa en recuerdo a la figura de Eva Perón y se reunió con representantes de la Universidad Complutense.

Compartinos: