El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo este viernes que las PASO serán «totalmente limpias» y ratificó que «no hay ninguna posibilidad de fraude» a partir de las nuevas tecnologías que se utilizarán en este comicio. Las declaraciones son una respuesta a las acusaciones realizadas por el bloque FPV en la Cámara de Diputados.

«No hay ninguna posibilidad de fraude. Serán elecciones totalmente limpias y, a partir de la incorporación de nuevas tecnologías, vamos a conocer todavía más rápido el resultado. Alrededor de las 23 horas ya conoceremos el resultado final», dijo hoy Frigerio en declaraciones a radio La Red, en las que defendió la contratación de la empresa Smartmatic.

«Hubo una licitación transparente, por primera vez hubo competencia después de muchos años, lo que redundó en una reducción de los costos a la mitad, lo que significa mucho dinero para el contribuyente. Estamos orgullosos de haber instalado esta competencia. Ahorramos mucho dinero», indicó el funcionario.

En ese marco, explicó que «ganó una empresa que hasta ahora no había tenido la posibilidad de participar, porque siempre ganaba la misma» y destacó que Smartmatic es una compañía con «experiencia internacional, que ahora está llevando adelante las elecciones en el Reino Unido».

Ayer, el PJ nacional presentó varios escritos ante la CNE, con el pedido de realización de «medidas concretas que solicitamos sobre el escrutinio», según confirmó hoy a Télam el apoderado del partido, Jorge Landau.

«Pedimos que los fiscales puedan estar en los centros de transmisión en las escuelas, que puedan sacar fotos a la pantalla donde se cargara el telegrama y que puedan estar también en el lugar donde llega la información en bruto. Queremos tener acceso a la información en crudo antes de que la tome la empresa», indicó.

En las presentaciones realizadas ayer ante la Cámara, el partido expuso también los «problemas técnicos e irregularidades» que se presentaron en el simulacro de escrutinio provisorio que se realizó el sábado pasado en una escuela de Barracas y en la sede central del Correo en el mismo barrio.

«Hacemos una mala evaluación. No pudimos comprobar casi nada, y de lo poco que pudimos ver sacamos estas conclusiones ue motivan esta presetntación ante la CNE», indicó Landau.

Para el gobierno, el simulacro del sábado pasado se realizó con «éxito» y se destacó que el nuevo sistema «agilizará el escrutinio provisorio» y le dará «mayor transparencia y seguridad».

La novedad que se implementará en los comicios de este año es que los telegramas con los resultados electorales de cada mesa de votación se transmitirán desde los propios establecimientos, a través de un Centro de Transmisión Electoral que habrá en cada escuela, que contará con un kit compuesto por una netbook, una impresora multifunción para el escaneo y dos routers de comunicación.

Compartinos: