Por el pedido del oficialismo, este martes a las 12 se realizará una reunión de Labor Parlamentaria con la intención de acordar una prolongación del plazo de vigencia para el pedido de Desafuero a Cristina Fernández de Kirchner que nunca fue tratado por las comisiones del Senado. La posibilidad de una sesión este mismo martes esta sujeta a la falta de acuerdos que pueda suceder en la reunión.

El pedido de Cambiemos llegó el viernes pasado algunas horas después de que la Cámara Federal porteña concluyera que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado y ordenara que se investigue la relación entre su muerte y la denuncia que había presentado cuatro días antes contra la ex presidente por la firma del pacto con Irán sobre la causa AMIA.

La presentación fue firmada por los senadores oficialistas Federico Pinedo, Pamela Verasay, Luis Naidenoff, Oscar Castillo y Humberto Schiavoni. En el pedido, se dispone de una reunión de Labor parlamentaria para el 5 de junio a las 12 a fin de definir la sesión pedida para el mismo dia, dando un plazo de hasta as 18 para llegar a un acuerdo de tratamiento.

De acuerdo con la Ley de Inmunidades, la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara tiene sesenta días, desde el ingreso del pedido de desafuero, para emitir dictamen. En el caso de la senadora Kirchner, ese plazo se cumplió en marzo y la comisión encabezada por el peronista catamarqueño Dalmacio Mera no debatió la cuestión y, por lo tanto, no emitió opinión al respecto. Según la legislación, si la Comisión no se expide sobre el pedido de la justicia, la Cámara tiene 180 días, desde el ingreso del pedido de desafuero, para debatir la cuestión en el pleno del recinto. Según el interbloque Cambiemos, esos seis meses se cumplirán el jueves 7 de junio.

La expresidenta ya había instado a sus pares a tratar directamente el pedido en el recinto sin que pase por la comisión de Asuntos Constitucionales. Asi mismo, la postura en contra de estos pedidos que mantiene hace años el presidente del bloque Justicialista, Miguel Ángel Pichetto, es uno de los principales obstaculos que tiene la presentación para que pueda avanzar.

En relación al pedido de desafuero, la senadora del PRO, Laura Rodriguez Machado aseguró que “este pedido de desafuero no se dá en virtud del delito central que se esta investigando sino que el juez entiende que la ex presidenta puede interferir en el proceso. No es un pedido de desafuero porque se haya allegado a una sentencia definitiva en el hecho central y la oposición entiende que es prematuro la prisión preventiva.”

Consultada la senadora si había un ánimo revanchista respondió “No, el pedido de desafuero viene porque se cumple el plazo”.

Compartinos: