El Senado convirtió en Ley el Proyecto del Cupo Laboral para Personas Travestis y Trans (Videos)

La Cámara de Senadores, en una sesión especial, aprobó el proyecto de ley que determina el cupo laboral para travestis-trans.

La iniciativa, que ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados, cosechó 55 votos afirmativos, 1 voto negativo y 6 abstenciones.

En líneas generales, la nueva Ley establece que el Estado deberá contratar al menos el 1 por ciento de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes.

Se define como objeto de esta ley establecer medidas de acción positiva para lograr la efectiva inclusión laboral de las personas travestis, transexuales y transgénero, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en todo el territorio argentino.

Esta ley adopta medidas positivas para asegurar a las personas travestis, transexuales y transgénero el ejercicio de los siguientes derechos garantizados por tratados internacionales y por la ley de identidad de género 26.743: La identidad de género; El libre desarrollo personal; La igualdad real de derechos y oportunidades; La no discriminación; El trabajo digno y productivo; La educación; La seguridad social; El respeto por la dignidad; La privacidad, intimidad y libertad de pensamiento.

En tanto define como personas travestis, transexuales y transgénero a todas aquellas que se autoperciben con una identidad de género que no se corresponde con el sexo asignado al nacer.

Además dispone que se encuentran alcanzadas por esta ley las personas travestis, transexuales y transgénero habilitadas a trabajar según la legislación laboral, que manifiesten que su identidad de género se encuentra alcanzada por la definición del párrafo anterior, hayan o no realizado el cambio registral previsto en la ley 26.743 de identidad de género.

A los fines de garantizar el cumplimiento del cupo, los organismos públicos deben establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por personas travestis, transexuales o transgénero. Deben asimismo reservar las vacantes que se produzcan en los puestos correspondientes a los y las agentes que hayan ingresado bajo el régimen de la presente ley para ser ocupadas en su totalidad por personas travestis, transexuales y transgénero.

Durante el debate, la Senadora Nacional por la provincia de Buenos Aires, Gladys Gonzales, sostuvo que «Quiero votar, reconocer y mirar al otro, no quiero mirar para otro lado como si no fuese real que 9 de cada 10 personas trans no acceden a un trabajo formal. Tenemos que reparar lo que hicimos mal como sociedad y como Estado».

Para la representante de Corrientes, Ana Almirón, «Hay un grupo humano al que el acceso al trabajo digno siempre le fue negado. La Ley de Identidad de Género fue un antes y un después, un notable avance, pero aún siguen siendo víctimas de obstáculos en el acceso a derechos básicos elementales».

Para la representante de Corrientes, Ana Almirón, «Hay un grupo humano al que el acceso al trabajo digno siempre le fue negado. La Ley de Identidad de Género fue un antes y un después, un notable avance, pero aún siguen siendo víctimas de obstáculos en el acceso a derechos básicos elementales».

«Hoy estamos en una sesión histórica, hay un país esperando esta ley. Este proyecto de acceso laboral es el resultado de una lucha histórica del colectivo travesti trans y es el resultado de haber transformado ese dolor en sus vidas en resistencia» argumentó a su turno la Senadora oficilista Eugenia Duré.

La Senadora Nacional por la Provincia de Chubut, Nancy González, explicó que «Estamos pensando en la diversidad de los proyectos de vida y estas son las leyes que necesitamos, leyes que reconozcan que no se necesita de la normalización. Estanos disponiendo derechos fundamentales».

Deja una respuesta