El próximo martes 21 de marzo, a las 19 horas, en el Salón de las Provincias del Senado de la Nación, se realizará la entrega de la primera edición del Premio “Julio César Strassera”, que distingue a personalidades y organizaciones por su trayectoria en defensa de la justicia y los derechos humanos.

Los primeros galardonados serán los magistrados que juzgaron a las Juntas Militares en 1985: los doctores Ricardo Gil Lavedra, Carlos Arslanián, Jorge Valerga Aráoz, Guillermo Ledezma y Luis Gabriel Moreno Ocampo, quien se desempeñaba como fiscal adjunto de Strassera. En el mismo sentido, se entregará esta distinción a los familiares de los jueces fallecidos Jorge Torlasco y Andrés D’Alessio.

A través de la resolución VSP-1162/16, el Senado de la Nación estableció el premio “Julio César Strassera”, que será entregado a personas humanas y jurídicas, “en reconocimiento a su trayectoria en el ejercicio de la justicia y los derechos humanos en las instituciones y la comunidad”. La iniciativa original fue una propuesta de la senadora Silvia Elías de Pérez, vicepresidente de la UCR, quien se mostró orgullosa por el reconocimiento a la figura del emblemático fiscal. “Como argentina y correligionaria defiendo las ideas que guiaron al doctor Strassera y sigo admirando el valor y la tenacidad con la que se desempeñó en el histórico juicio a las juntas militares; y qué mejor manera de homenajearlo que entregarle este premio a quienes compartieron con él aquellos difíciles días, en que tuvieron la responsabilidad de juzgar a quienes, algunos años antes, detentaron el poder con absoluto autoritarismo y sembraron el terror en toda la Argentina”, remarcó la parlamentaria tucumana.

En este sentido, Elías de Pérez consideró “fundamental recordar a este gran hombre que, durante años, lucho por una sociedad más democrática, justa y transparente”.
Durante la presidencia de Raúl Alfonsín, Julio César Strassera se desempeñó como Fiscal Federal que tuvo a su cargo la acusación en el juicio a las juntas militares, responsables de la dictadura ocurrida entre marzo de 1976 a diciembre de 1983. Justamente él fue quien realizó los alegatos donde expresó como corolario la frase que se inmortalizó en la memoria argentina: “Señores Jueces: Nunca Más”.

Su compromiso con los derechos humanos no tuvieron como ocaso emblemático acontecimiento, sino que tuvo una destacada carrera en la búsqueda de justicia y el respaldo a las instituciones democráticas, durante toda su vida. Falleció a los 81 años, el 17 de febrero de 2015.

Compartinos: