El Senado inició el tratamiento del proyecto de ley Argentina Digital con la presencia de Capitanich, de Vido y Berner

La comisión de Sistemas, Medios y Comunicación de la Cámara Alta comenzó el debate del proyecto de ley de Argentina Digital enviado por el Poder Ejecutivo la semana pasada.

El encuentro se desarrolló en el Salón Azul del Palacio del Congreso y estuvo al mando de la presidenta de la comisión, la senadora oficialista Liliana Fellner (FpV-Jujuy). Está previsto que se retome la discusión este jueves a partir de las 10 horas.

Expusieron en la presentación el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido; y el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner. Además, participaron de la audiencia diputados de la comisión de Comunicaciones e Informática entre ellos, el presidente de la misma, Mario Oporto (FpV).

Desde el Ejecutivo, defendieron la necesidad de garantizar la inclusión digital, mejorar la prestación del servicio y abrir el mercado a pymes y cooperativas.

“Consolida el rol del Estado como planificador de las TIC” espetó el ministro de Vido.

“La obligación de la interconexión no solo es con el precio, sino con la seguridad y la calidad”, espetó el secretario de Comunicaciones.

En este sentido “no se trata del Triple Play, sino de ofrecer servicios múltiples” e “incentivar inversiones para garantizar la prestación del servicio en condiciones de competencia y de buena calidad” expresó el jefe de Gabinete. Y recalcó: “Esta ley no favorece a nadie ni pretende ir en contra de nadie. Solo pretende favorecer a los usuarios argentinos”.

Proyecto de Ley

Reemplazará a la actual Ley de Telecomunicaciones nº 19.798 del año 1972, firmada durante la dictadura del general Alejandro Lanusse, en la que se establece como servicio público el uso y acceso a las redes de comunicación por parte de los licenciatarios del sector.

Propone declarar de interés público “el desarrollo y la regulación de las Tecnologías de la Información, las Comunicaciones y sus recursos asociados”, estableciendo y “garantizando la completa neutralidad de las redes” y el acceso de todos los argentinos.

La nueva iniciativa declara servicio público esencial el uso y acceso a las redes de telecomunicaciones, lo que significa que a partir de su sanción todas las empresas utilizarán la infraestructura de red para brindar sus servicios, con una tarifa de alquiler fijada por una autoridad de aplicación, todavía sin determinar.

El proyecto, además, permite que los servicios de telefonía móvil y fija, Internet y televisión lleguen a los hogares de todos los argentinos a través de un solo acceso. Mediante un mismo cable de fibra óptica, los usuarios podrán recibir todos los servicios en su hogar.

Asimismo, posibilita a las empresas telefónicas a brindar servicios televisión por cable, telefonía e Internet, y las exceptúa de la prohibición que de la Ley de Medios Audiovisuales para las empresas de servicio público.

Establece una velocidad mínima obligatoria de transmisión de las redes que deberán cumplir los distintos operadores.  Y se actualizará cada dos años.

Deja una respuesta