El Senado le devolvió al Estado la administración de los trenes

El Senado convirtió en Ley el proyecto que declara de interés público nacional y objetivo prioritario del país la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas con 58 votos a favor y solo 2 en contra correspondientes a los senadores Fernando Solanas (UNEN-CABA) y Norma Morandini (FAP-Cordoba). La presidente celebró la sanción por redes sociales.

Con la presencia en los palcos del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, la Cámara alta dio la sanción a la Ley que otorga al Estado la plena administración de la infraestructura ferroviaria en todo el territorio nacional. CFK calificó el día como «histórico» por la recuperación de la administración de los trenes.

Desde la oposición reclamaron que el servicio de trenes sea declarado como «servicio público» y pidieron que se avance con un «control social» de trabajadores y usuarios. Solanas advirtió que «No se puede reconstruir ni sanear el sistema ferroviario con los mismos que lo destruyeron y siguen haciendo negocios con el Estado”.

“Son las mismas empresas que, durante 20 años, no sólo destruyeron los ferrocarriles sino que obtuvieron rentas fenomenales a través del ingreso por boletería, subsidios operativos, subsidios en inversión de capital y colaterales (alquileres y publicidad), sin arriesgar un solo peso de su bolsillo”, cuestionó el cineasta.

Desde el oficialismo, el senador Adolfo Bermejo (FpV-Mendoza) fue el miembro informante y dio inició al debate destacando que se trata de «recuperar la vida de los pueblos que nacieron junto al ferrocarril» y que, de esta manera, se recuperan los sueños y esperanzas de los sectores que fueron devastados por las políticas privatizadoras del menemismo.

El referente cuyano indicó la necesidad de «recuperar la esperanza de los productores que necesitan un estado presente que los acompañe y les muestre el sendero de desarrollo que son las vías del ferrocarril».

Por otra parte, indicó que la empresa estatal que impulsa el proyecto de ley, Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, es «motivo de orgullo de los hombres y mujeres de nuestra patria». Consideró que «a esta altura el desarrollo y el crecimiento alcanzado en nuestro país es necesario que el estado recupere las políticas públicas del desarrollo ferroviario».