Con 38 votos a favor, 31 a favor y 2 abstenciones, el Senado de la Nación rechazó la media sanción de la Cámara de Diputados y sentenció la suerte del debate por el aborto hasta el próximo año parlamentario.

Finalmente se mantuvieorn los 31 senadores a favor, sumando a los que plantearon modificaciones: Carlos Caserio (PJ), Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez (Cambiemos), junto a los chaqueños Eduardo Aguilar (PJ) y el neuquino Guillermo Pereyra (MPN).

Entre otros puntos, planteaban reducir a las 12 semanas de gestación el plazo de despenalización y que la objeción de conciencia pueda ser institucional, algo que reclamaban numerosos centros de salud, sobre todo los que tienen vinculación con la Iglesia. También que se eliminen penas para los médicos que se nieguen a realizar la práctica y un plazo de 180 días para que entre en vigencia en todo el país. Con estas reformas, buscarán sumar alguna voluntad entre los indecisos, que por ahora son cinco.

En el angulo opuesto, el no cosecho los 38 senadores que ya habían adelantado su rechazo a la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 

Compartinos: