El Senado aprobó los pliegos de los directores de la nueva agencia de inteligencia

La cámara alta sesionó esta tarde para otorgarle el acuerdo parlamantario que requieren las autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli y Juan Martín. Si bien ambos ocupan sus despachos y tareas desde la creación de la AFI, para que el nombramiento adquirió formalidad con 48 votos afirmativos y 18 negativos en un veloz tratamiento de la Cámara alta.

En la reunión de la Comisión de Acuerdos en la que los funcionarios defendieron sus respectivos pliegos, Parrilli resaltó que su mandato al frente del organismo depende de la estrategia de conducción del gobierno de turno. Y anticipó que se irá el 10 de diciembre cuando asuma el nuevo jefe de Estado. También contempló la posibilidad de que su gestión termine antes, en caso de que los vientos cambien y si así lo decidiera Fernández de Kirchner. “Dura lo que la presidente defina», sintetizó.

En ese sentido, el director general manifestó la labor que desarrollan al frente del organismo en aras de imprimirle una mayor “democratización” y “transparencia” a una actividad que estuvo velada por misticismos e ilegalidades, acuerdos de hecho a lo largo de su historia y carpetazos.

Parrilli y Mena hicieron hincapié en que la estructura debe mutar a un espacio moderno en el que se alejen del pasado (y del más reciente también) en el que la SIDE y la SI eran áreas al margen de control, todo poderosos y autónomas de las instituciones elegidas popularmente.

Deja una respuesta