El Senado aprobó el pliego de Cundom al frente del Ejército

La Cámara de Senadores refrendó la designación del flamante jefe del Ejército Ricardo Cundom, en reemplazo del cuestionado César Milani, quien dio un paso al costado aludiendo a cuestiones personales. Con 39 votos afirmativos y la abstención del radicalismo, el Senado avaló el pliego y de esa forma dio por finalizado el receso invernal.

A lo largo del debate, las distintas bancadas manifestaron su acuerdo con la foja de servicios del funcionario militar, aunque desde la oposición remarcaron la necesidad de que Cundom asista a la Comisión de Acuerdos o de Defensa para dar cuenta de su visión acerca del rol de las fuerzas armadas y explique los motivos de un arresto de ocho días que debió cumplir en 1988. Se trata de una sanción que recibió en la Escuela Superior de Guerra, en el marco del levantamiento carapintada, por no haber acatado órdenes del poder político en defensa de la democracia.

En ese sentido, el senador Ángel Rosas (UCR) aclaró que esa marca “en nada ensombrece a su excelente foja de servicios”, pero que de todas formas necesitan escuchar su versión: “Hay algunas cosas que quisiéramos que nos explique, a lo mejor tiene sobradas explicaciones”, señaló.

Por su parte, el titular del bloque del FPV, Miguel Pichetto calificó la trayectoria de Cundom como “impecable”, “institucionalista” y “extraordinaria”. Respecto al alzamiento del 88 y su participación, recordó que el nuevo jefe del Ejército se opuso al segundo levantamiento carapintada en los albores del gobierno menemista y consideró que esa actitud fue “reivindicatoria”.

Cundom es el veterano de la Guerra Malvinas más antiguo en actividad y, hasta la renuncia de su cuestionado antecesor César Milani por su implicación en delitos de lesa humanidad, se desempeñaba como comandante operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas. Al conocerse su nombramiento aseguró estar «muy emocionado» y que representa un «altísimo honor y una enorme responsabilidad».

Deja una respuesta