Elevan proyecto de delcaración para que la Cámara baja apoye a Paraguay como presidente del Mercosur

El diputado Alberto Asseff (UNIR) elevó un proyecto de declaración para que la Cámara baja exprese su beneplácito para que el Ejecutivo promueva en la próxima reunión del Mercosur que «Paraguay asuma la presidencia pro tempore” de esa organización.

En la siguiente cumbre del bloque, que se desarrollará el 12 de julio en la ciudad de Mendoza, Uruguay deberá pasar el mando de la entidad latinoamericana a otro país miembro. Una posibilidad es que le toque a Venezuela.

Paraguay, después del golpe institucional que recibió su jefe de Estado Fernando Lugo fue suspendido en el tratado comercial entre países de la región, aplicando la ‘cláusula democrática’ del acuerdo. Dicho artículo estipula que ninguna Nación podrá ser parte del bloque mientras tenga un gobierno de facto en el poder.

La titularidad del Mercosur le correspondía, pero no se concretó debido a la suspensión que aplicaron los otros miembros.

Sin embargo, el 15 de agosto Paraguay volverá la normalidad con un presidente votado por el pueblo. Ese día asumirá Horacio Cartes. Él ha expresado que, de ser nombrado su Estado como jefe del bloque del Mercosur, estará en mayor aptitud para impulsar que el Senado paraguayo ratifique la incorporación de Venezuela a la organización internacional.

Asimismo Cartes deslizó una especulación sensible. Si no se le reconoce la presidencia pro tempore, y se la adjudica a Venezuela, como podría pasar, el flamante mandatario indicó que abandonarán el acuerdo.

En ese marco, Asseff busca que sea nombrado Paraguay como presidente temporal. Al respecto, el legislador peronista señaló que “no es ni bueno ni aconsejable que el Mercosur tenga en su seno este tipo de amenazas, pero tampoco lo es que se mantenga en el tiempo una situación anómala como es la suspensión del Paraguay como miembro”.

El legislador peronista agregó que se trata de “un país particularmente importante desde el punto de vista geopolítico y en todos los planos, incluyendo la seguridad regional y el combate a las redes de trata, narcotráfico y contrabando” y por eso “tener buenas relaciones con Paraguay no es una opción, sino un mandato de la historia y de la geografía”.

Deja una respuesta