El presidente saliente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien jugó un rol fundamental para tejer lazos dentro del peronismo en 2015 con el objetivo de que triunfara la fórmula Eugenia Vidal-Daniel Salvador por sobre Aníbal Fernández-Martín Sabbatella, estuvo en Florencio Varela, donde aseguró que hay que «promover el diálogo», pero sobre todo «dejar de importar porteños para gobernar la provincia».

“Voy a caminar la Provincia para promover el diálogo y el consenso. Este no es tiempo de candidaturas; es tiempo de trabajar para cerrar la grieta entre los argentinos. Mi sueño es que una nueva generación política gobierne el país desde 2023 y termine con las confrontaciones que nos han lastimado tanto” aseguró Emilio Monzó en un acto realizado este jueves en Florencio Varela junto a dirigentes de la tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires.

Ante una multitud convocada en el club Nahuel de ese distrito, Monzó destacó que la grieta “nos impide superar los problemas más graves de la Argentina; nos impide luchar contra la pobreza, darles oportunidades a los jóvenes, pelear contra la droga y construir un mejor futuro”.

En el final del acto, acompañó a Monzó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. También estuvieron los diputados nacionales Nicolás Massot y Sebastián García De Luca; los legisladores provinciales Guillermo Bardón, Marcelo Daletto y Gabriel Monzó, el dirigente Fernando Niembro y decenas de concejales y representantes de distintos espacios de la tercera sección electoral.

Compartinos: