La oposición festeja: Tras pedir que se suspenda la Copa América en Argentina, la Conmebol anunció que no se jugará en el país

Desde la coalición Juntos por el Cambio han criticado desde el día uno de la pandemia la política sanitaria del Gobierno nacional. El lento proceso de vacunación, la cantidad de muertos desde llegó el covid-19 al país y la cuarentena eterna son algunos de los cuestionamientos que la oposición hace al Ejecutivo. Y en esa línea,  los legisladores de JxC habían pedido que, primando la sensatez, se suspendiera la Copa América -tal como lo hizo Colombia al retirarse como sede-. Los legisladores alegaban que no era coherente realizar un evento de tal magnitud en medio de récord de contagios y muertos por coronavirus que está provocando esta segunda ola. Luego del pedido, que cobró relevancia en las redes sociales el fin de semana, el Gobierno intentó calmar los ánimos y decir que el evento no estaba 100% confirmado, pero en pasadas las 23 horas de ayer, fue la propia Conmebol quien anunció que la Copa América no se jugará en el país.

En los últimos días, los diputados nacionales de Juntos por el Cambio le reclamaron al presidente de la nación, Alberto Fernández, que reconsiderara su decisión de continuar con la organización de la Copa América.

La oposición en el Congreso alertó sobre la gravedad de la situación sanitaria y el récord de contagios por millón de habitantes, por lo que consideran que realizar un evento de tal magnitud en medio de la crisis sanitaria es incomprensible.

“Vemos cada vez más circo y menos pan”, dispararon los legisladores de la oposición.

“Es un extravío y una falta de respeto pedirle sacrificio al ciudadano que estudia y trabaja y hacer un campeonato de fútbol, donde se le permite el ingreso a cientos de personas que no van a hacer los sacrificios que estamos haciendo en el país. Es una cuestión moral y una falta de respeto”, expresó sobre el tema el diputado nacional Waldo Wolf.

Por su parte, la diputada por Mendoza, Josefina Mendoza (UCR), expresó:

“Le pedimos al presidente que suspenda o no se realice en nuestro país la Copa América”, dijo. Y añadió: “Aún sin público, moviliza mucha gente que no es esencial”.

Aún así, fue la propia ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien dijo en las últimas horas que el evento no estaba totalmente confirmado respecto a la realización en el país.

“El Ministerio de Salud analiza que la cantidad de personas que puede movilizar la organización del evento no es un número tan importante. Cumpliendo los protocolos y siguiendo las recomendaciones se puede implementar”, dijo la ministra, durante una conferencia de prensa que brindó ayer.

Vizzotti anticipó que la decisión final sobre el torneo de la Conmebol “será en estos días”, agotado el estudio de variables como “concentraciones, entrenamientos, traslados, periodistas y aglomeración de personas”.

“La Copa América no está definida 100 por ciento, entiendo que los que deben tomar esa decisión están en el último tramo de análisis. En el Ministerio de Salud de la Nación estamos generando hace meses protocolos y articulaciones con otros sectores, Interior, Migraciones, Transporte, ANAC, Defensa…, en relación a los controles”, precisó la ministra de Salud.

Además, quien también habló sobre la Copa América fue el ministro del Interior, Wado de Pedro, quien afirmó que el Gobierno nacional considera que es muy difícil que se juegue en el país la Copa América y advirtió que el presidente Alberto Fernández quiere ser coherente con el objetivo de cuidar la salud y vida de los argentinos, teniendo en cuenta que hay nuevas cepas de la pandemia de coronavirus.

Justamente, el expresidente de la nación se refirió también sobre el tema en una entrevista que sostuvo el fin de semana en la Mesa de Mirtha Legrand.

Consultado sobre qué le parecía la realización de la Copa América en el país, Mauricio Macri opinó:

“Es medio incoherente. Nos encierran, nos llenan de miedo, nos prohíben hacer millones de cosas razonables y de golpe quieren hacer un campeonato de fútbol. Es difícil seguir la coherencia de este Gobierno”.

La semana pasada, el Gobierno nacional había publicado una decisión administrativa en el Boletín Oficial que exceptúa a eventos deportivos internacionales y al entrenamiento de deportistas profesionales de las restricciones sanitarias. Esto habilitaba la organización y el desarrollo de la Copa América en el país.

No obstante, a última hora del domingo, fue la Conmebol quien confirmó que la Copa América no se disputará en Argentina.

“La Conmebol informa que en atención a las circunstancias presentes ha resuelto suspender la organización de la Copa América en Argentina. La Conmebol analiza a oferta de otros países que mostraron interés en albergar el torneo continental. En la brevedad se anunciarán novedades en este sentido”. A través de un comunicado en su cuenta de Twitter, la Confederación Sudamericana anunció que el certamen continental no se desarrollará en territorio argentino.

La realización de la Copa América -que debió postergarse el año pasado por la pandemia- deberá ser confirmada en las próximas horas por la Conmebol. El inicio de la competencia está previsto para el domingo 13 de junio.