En medio de la interna oficialista, Alberto Fernández invitó a Sergio Massa a Alemania

El presidente Alberto Fernández invitó al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a que lo acompañe nuevamente al exterior. En esta oportunidad, el Jefe de Estado le extendió una invitación para integrar la comitiva oficial que formará parte del viaja a Alemania, con motivo de la cumbre de países miembros del G7.

Según trascendió en las últimas horas, Sergio Massa todavía no confirmó su participación. «Depende de como queden los dictámenes y la agenda en Diputados«, señalaron desde su entorno.

La invitación del Jefe de Estado llega en momentos de malestar al interior del Frente Renovador, cuyos integrantes le exigen a Massa tomar distancia de su rol de «mediador» entre las distintas facciones que componen el Frente de Todos para dar un paso al frente.

En este contexto, el próximo 15 de julio se llevará a cabo en Mar del Plata el varias veces postergado Congreso partidario del Frente Renovador.

«La Feliz» será el escenario donde la dirigencia del massismo se aglutinará para revisar el posicionamiento de la fuerza política en el marco de la coalición gobernante, que se encuentra erosionada por los constantes tironeos entre el kirchnerismo y el albertismo.

En ese sentido, le exigen al titular de la Cámara de Diputados que se aleje de la balacera en la que cual se encuentran involucrados los dos principales socios de la coalición, y reperfile su rol dentro de la alianza oficialista, ya que debe preservar su figura si tiene intenciones de ser protagonista estelar en las elecciones del año que viene.

Sobre el viaje presidencial

El presidente Alberto Fernández viajará este fin de semana a Alemania, para participar de la cumbre del G7. Fue invitado hace un mes por el canciller alemán Olaf Sholz y será el único mandatario norteamericano invitado al foro que reúne a los siete países más poderosos del mundo, sin la presencia de China y Rusia. El eje del evento estará enfocado en la guerra que azota a Ucrania y contará con la presencia de su presidente Volodimir Zelenski.

Fernández ya se pronunció contra la invasión de Rusia a Ucrania, pidió el cese del fuego y que las partes se sienten a negociar. Los pronunciamientos le permitirán afrontar las presiones que pueda impulsar Estados Unidos para endurecer las sanciones contra el gobierno ruso, presidido por Vladimir Putin. El mandatario argentino deberá hacer equilibrio ante ese escenario caliente, pero su agenda estará concentrada en la razón principal por la que fue invitado.

Llegará a Baviera como representante de Argentina, pero también como titular temporario de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Con ese objetivo llevará los planteos comunes de los 33 países y volverá a insistir con un llamado a la paz, pero al mismo tiempo buscará profundizar en dos temas que interesan mucho a Buenos Aires: la posibilidad de que Argentina pueda transformarse en un proveedor de gas y de alimentos para un viejo continente que está buscando sustituir las importaciones energéticas que profundizan su dependencia de Moscú en medio de una guerra cuya finalización no aparece en el horizonte cercano.

Antes de partir para Alemania, Fernández participará en forma virtual de la 14a cumbre del BRICS, el bloque regional que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Ese grupo de países está analizando el ingreso de Argentina y la participación de Alberto va en ese sentido, pero con la atención puesta en Sudáfrica, el único país de ese conglomerado que todavía no se pronunció sobre la inclusión de Argentina al BRICS.