Durante la semana de mayo del corriente, desde el Observatorio de Violencia Contra las Mujeres (OVCM) de la provincia de Salta se presentaron notas a los titulares de ambas cámaras legislativas para pedir que se implementen las recomendaciones que les hicieron en junio de 2017, en relación con los derechos de las personas trans.

Exigieron derogar el artículo 114 del Código Contravencional de la Policía. Consideraron que, bajo esta figura, en realidad se esconde la persecución de las mujeres trans, incluso cuando no están en situación de prostitución.

Informaron que las mujeres trans agredidas son violentadas y maltratadas a raíz de su identidad de género autopercibida, lo que atenta contra la ley nacional de identidad de género (26.743).

Plantearon que esto iría también contra una medida de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que estableció que “ninguna norma, decisión o práctica de derecho interno, sea por parte de autoridades estatales o por particulares, puede disminuir o restringir, de modo alguno, los derechos de una persona a partir de su identidad de género y/o su expresión de género”.

Desde el OVCM, exigieron además a los legisladores sancionar el proyecto de ley de cupo laboral trans, que está en la Cámara de Diputados a la espera de tratamiento. 

Insistieron en que se elabore y sancione un proyecto de ley que contemple otorgar pensiones para reparar a las personas trans adultas mayores de 35 años que hayan sido víctimas de alguna forma de violencia institucional. Además, demandaron a las cámaras provinciales que instaran a los legisladores nacionales a tratar y aprobar el proyecto de ley “Régimen reparatorio para víctimas de violencia institucional por motivo de identidad de género”, que data de 2016.

Solicitaron, asimismo, que se creen comisiones legislativas de diversidad sexual en ambas cámaras y pidieron que se elabore y sancione una ley provincial de antidiscriminación.

Compartinos: