Un trabajo de Synopsis afirma que en las últimas semanas se produjo una mayor «polarización» redundó en en una mayor intención de voto al oficialismo. Se mantiene el empate técnico entre Macri y Alberto Fernández en un virtual balotaje. Alta predisposición del «voto útil».

_____________________________

La paridad entre las fórmulas que encabezan Mauricio Macri y Alberto Fernández en un escenario de balotaje se ratifica en la última encuesta de la consultora Synopsis, a la que tuvo acceso NCN.

De acuerdo al estudio, el Presidente recobró la leve ventaja sobre el candidato kirchnerista que había perdido en la medición anterior. Sin embargo, el resultado se mantiene dentro del margen de error (+/-2,1%) del sondeo realizado a nivel nacional, entre el 23 y el 24/06, sobre 2.261 casos efectivos.

Macri retoma la delantera que había perdido en la encuesta previa de junio, con el 46,1% de la intención de voto, contra el 45,7% de Fernández. Los indecisos aumentan desde el 7,4% del sondeo previo a los 8,2% del más reciente.

Si se proyectaran los indecisos, Macri aumenta su caudal hasta el 50,2% y Fernández, hasta el 49,8%, por lo que la ventaja oficialista se reduce en comparación a la versión sin proyección.

El informes de Synopsis sostiene que se profundizó la «polarización», por lo que se produjo «una mayor concentración de los apoyos electorales en los 2 principales espacios», que supera el 75%. Esa «mayor polarización» redundó en en una mayor intención de voto al oficialismo, dice el estudio.

Por otro lado, Synopsis remarca que los apoyos electorales frente a una eventual 2da vuelta «bien podrían explicarse por el reverso se la decisión, es decir observando las respuestas de los encuestados respecto de cuál fórmula no desean que gane».

Así, mientras que un 45,7% de los consultados no desea que gane la fórmula Mauricio Macri-Miguel Pichetto, un 46,2% manifiesta que no desea que gane la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández. Sólo un 2,1% tiene esa aversión por la fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey, y un 4,2% se mantiene indeciso.

En este sentido, el informe sostiene que se sigue observando «una alta predisposición del electorado al voto estratégico (voto útil) guiados por el rechazo a Macri y por el rechazo a que el kirchnerismo vuelva a poder».

En este segmento, un 62,5% de los que no quieren que Macri reelija cambiaría su voto para evitarlo, mientras que un 67,4% de los no desean la victoria de Fernández actuaría en ese sentido.

Por su parte, entre quienes no prefieren ninguno de los extremos de la «grieta», un 65,0% manifiesta que cambiaría su voto para evitar que el Presidente reelija; mientras que entre los que no quieren que gane Fernández, un 62,1% afirma que cambiaría su voto para evitar el triunfo del candidato opositor.

Compartinos: