El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Jorge Enríquez, se expresó sobre el proyecto de Ley impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández, y criticó duramente la idea del Presidente de ampliar la Corte Suprema y la creación de la comisión que tendrá como objetivo proponer reformas estructurales sobre la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, y otras cuestiones estructurales del Poder Judicial, que a su juicio tiene «un sesgo kirchnerista».

En relación al proyecto de Reforma Judicial anunciado por el presidente Alberto Fernández, el diputado nacional Jorge Enríquez considera que «tales medidas buscan consagrar la impunidad de la familia Kirchner y sus secuaces, investigados con pruebas contundentes de haber protagonizado una de las apropiaciones ilegales de recursos públicos más escandalosas que registre la historia de los países democráticos».

En segundo término, siempre a juicio de Enríquez, consideró que la reforma judicial busca desmantelar todos los controles que puedan poner límites a su poder, «como el kirchnerismo viene haciendo desde la década del noventa en la provincia de Santa Cruz e intentó en sus doce años al frente del Poder Ejecutivo nacional», dijo.

«Es el Congreso Nacional el que tiene atribuciones para legislar en materia de justicia federal. El presidente puede designar todas las comisiones asesoras que quiera. No le doy a esa decisión la menor importancia, aunque es digno de resaltar que la comisión tiene un claro sesgo kirchnerista, que hay un exceso de penalistas si de lo que se trata es de opinar sobre el funcionamiento de la Corte Suprema y que entre ellos se halle el actual abogado defensor de la señora de Kirchner es un gesto tan candoroso sobre las intenciones del oficialismo que uno no sabe si atribuir a la torpeza o a la más descarada prepotencia», cuestionó el legislador.

En cuanto a la reforma de la justicia federal, Enríquez expresó que «no surge cuáles fueron los estudios que avalan el proyecto».

  • Y cuestionó: «Se multiplican los juzgados cuando el país está virando hacia el sistema acusatorio, en el que la investigación corre por cuenta de los fiscales. No tiene otra explicación que el deseo de kirchnerizar de la manera más rotunda ese fuero. Y demandará ingentes recursos, justo cuando la Argentina atraviesa una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes».

    «En tales condiciones, sólo cabe que la oposición rechace en bloque y de manera contundente todos esos proyectos. Cualquier concesión será una imperdonable traición a los ciudadanos que la votaron para que defendieran los valores fundamentales de la República y la plena vigencia de la Constitución«, concluyó el diputado.