Enríquez: «Si bien el Presidente quiere presentarse como un conciliador, en los hechos gobierna con un estilo autoritario»

En entrevista con NCN, el diputado nacional Jorge Ricardo Enríquez (PRO), que en las últimas semanas ha criticado duramente el proyecto de reforma judicial que impulsa el Ejecutivo, consideró que si bien Alberto Fernández «quiere presentarse como un conciliador, en los hechos gobierna con un estilo autoritario, sin buscar el diálogo y el consenso que pregona con hipocresía. Basta señalar, entre muchos otros ejemplos, el tema de la reforma judicial», sentenció el legislador. La entrevista completa a continuación:

El diputado nacional del PRO, Jorge Enríquez, ha sido uno de los legisladores que más duros ha sido contra las acciones que ha ejercido en los últimos días el Gobierno nacional. Sin filtro, el legislador ha reiterado en múltiples ocasiones, que la reforma judicial que impulsa Alberto Fernández y que por estas horas expertos en la materia debaten en el Senado de la nación, tiene un único fin: lograr la impunidad y beneficiar a la familia Kirchner.

Ahora, en entrevista con NCN, el diputado por CABA ha reiterado su postura, y en ese orden, Enríquez confirmó:

«No tengo dudas de que la denominada ‘reforma judicial’ tiene como propósito facilitar la impunidad de Cristina Kirchner y sus secuaces, y de avanzar en el control de la justicia para legitimar un proyecto populista autoritario».

Consultado sobre de quién considera que fue la idea de presentar este proyecto, sobre todo en medio de la pandemia del coronavirus y por qué el Presidente lo hizo con tanta premura, Enríquez dijo a este medio que «es irrelevante si la idea original es del presidente o de la vicepresidente, en tanto aquel la hace suya. Debemos juzgar a los funcionarios por lo que hacen», sentenció.

En esa misma línea, opinó que «si sus iniciativas responden a íntimas convicciones o a criterios de oportunidad no debería modificar nuestro juicio sobre ellas. Por lo demás, el doctor Alberto Fernández se caracteriza por sostener con igual vehemencia las posiciones más opuestas».

Para el diputado Enríquez, el proyecto de reforma judicial es sin dudas «improvisado» y a su juicio también carece de «toda razonabilidad». El legislador lo argumenta ya que considera que el proyecto «tiende a aumentar el número de jueces sin ninguna necesidad, siendo que está en marcha la implementación gradual y progresiva en el país del sistema acusatorio, en el que el rol principal lo tienen los fiscales»; explicó.

  • Además, la creación del consejo consultivo creado por el Presidente para que lo asesore sobre la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público, y en esa sentido consideró que «es una mera excusa para legitimar una decisión ya adoptada: aumentar el número de miembros de la Corte Suprema a fin de lograr una mayoría adicta».

Desde Juntos por el Cambio se ha cuestionado al Gobierno por no priorizar temas «más importantes» en el contexto de pandemia que vive el país, sobre todo en estas últimas semanas cuando la cantidad de muertos por coronavirus y nuevos contagios diarios ha aumentado considerablemente. Solo en las últimas 48 horas murieron más de 300 personas y se contagiaron al menos 14 mil.

En esa línea y consultado sobre cuál es su visión sobre las prioridades del Gobierno nacional, Enríquez alegó:

«En lugar de concentrarse en los gravísimos problemas que aquejan a la sociedad, el gobierno encuentra en la pandemia una oportunidad para ampliar su poder y debilitar la independencia del Poder Judicial. Algo vergonzoso», disparó.

Y a su vez, aprovechó para cuestionar el manejo de la pandemia por parte de las autoridades, que a juicio de Enríquez «ha sido deficiente».

«Se planteó una falsa dicotomía entre salud y economía, que tendrá consecuencias devastadoras sobre la calidad de vida de millones de argentinos», dijo.

Y siguió: «El único plan parece ser la cuarentena eterna. Lo que se requiere es permitir gradualmente la actividad económica, centrando los cuidados en los grupos de riesgo y sectores vulnerables».

  • Aunque el diputado nacional reconoce los riesgos del virus, argumentó que «la Argentina, que no crece hace una década, no puede darse el lujo de cerrar completamente sus actividades».

Y consideró que de «de esta crisis -por la economía» se saldrá solo con más iniciativa privada, «pero el gobierno se halla muy cómodo en la intervención estatal cada día más intensa, que nos empobrece mientras acrecienta las atribuciones del Poder Ejecutivo», sentenció.

Consultado sobre qué temas qué debe tratar el Congreso en tiempos de pandemia el legislador Enríquez que es importante que se traten temas en el campo económico y social, y también considera «imprescindible» otorgar seguridad y estímulos a la actividad privada para que se invierta y se creen empleos genuinos. Y en esa línea, añadió: «Las iniciativas del oficialismo marchan siempre en la dirección contraria».

Finalmente, al abordar la decisión presidencial de dar marcha atrás al proyecto de intervención y expropiación de la empresa cerealera Vicentín, Enríquez consideró que estas medidas «despertaron una reacción adversa en gran parte de la sociedad. Fernández dijo que las adoptó porque creyó que serían celebradas, lo que revela además de qué forma gobierna».

«Si bien quiere presentarse como un conciliador, en los hechos gobierna con un estilo autoritario, sin buscar el diálogo y el consenso que pregona con hipocresía. Basta señalar, entre muchos otros ejemplos, el tema de la reforma judicial», sentenció Enríquez.

Por último, respecto a los proyectos que ha presentado en el Congreso nacional en tiempos de pandemia y a pesar de que solo se sesiona de manera remota, el diputado opositor añadió:

«He presentado en estos meses numerosos proyectos de leyes, resoluciones y declaraciones. Son de cuestiones muy variadas, pero como eje central se fundan en la necesidad de atender las necesidades de los sectores golpeados por la torpe política con que el gobierno enfrentó la pandemia».

Deja una respuesta