Por COLECTIVO NACIONAL HIPOTECADOS UVA AUTOCONVOCADOS

El gobierno electo planea llevar adelante la convocatoria a un Pacto Económico y Social. Así mismo impulsa la sanción de una LEY DE EMERGENCIA PUBLICA, que brinde al Ejecutivo amplios poderes para enfrentar la grave crisis económica y social. Desde el COLECTIVO NACIONAL HIPOTECADOS UVA AUTOCONVOCADOS, venimos bregando desde Julio de 2018 por una salida de la lógica bajo la cual fueron instrumentados los créditos hipotecarios en UVA, que indexan tanto la cuota como el capital por inflación.

Al comienzo de su gestión, el gobierno del presidente Macri estableció metas de inflación las cuales llevarían a una sostenida caída en los niveles de precios, que llegarían al 5 % anual en el transcurso de este año.

Bajo esa lógica, desde el Estado, se impulsaron y promocionaron créditos indexados por inflación con el acompañamiento entusiasta del sistema financiero.

La publicidad del B.C.R.A., aseguraba que la cuota iba a significar una porción estable en relación a los ingresos del tomador del crédito y ser similar al monto de un alquiler. Claramente se trató de publicidad engañosa.

La administración Macri fracasó en el combate a la inflación. Hacia fines de año, la inflación interanual se ubicará en el orden del 55 %.

Quienes obtuvieron un crédito a comienzos de 2018 hoy pagan más del doble en concepto de cuota y el capital adeudado también se duplicó.

A fines de 2019, los cerca de 80.000 hipotecados que fueron alcanzados durante cuatro meses por el congelamiento temporario, deberán afrontar el pago de las cuotas con un incremento del 25 %.

Frente a este panorama que describimos, resulta necesario salir de la indexación en los créditos hipotecarios. Para ello reclamamos un INMEDIATO CONGELAMIENTO TANTO DE LA CUOTA COMO DEL CAPITAL ADEUDADO que alcance a todo el universo de hipotecados e impulsamos una salida definitiva del sistema, que transforme a los créditos hipotecarios en instrumentos viables para materializar el derecho constitucional de acceso a la vivienda.

El costo de este pasaje a créditos tradicionales debe ser absorbido por el sistema financiero, que ha obtenido ganancias extraordinarias en éstos últimos cuatro años.

En el 2003 El Presidente Néstor Kirchner, junto al Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, lograron solucionar el problema de más de 250.000 hipotecados. Confiamos en que El Presidente electo, Alberto Fernández, incluya en el articulado de la Ley de Emergencia una salida definitiva de un sistema qué, a cuatro años vista, ha resultado ser un rotundo fracaso en términos de política pública de vivienda.

La pesificación fue el mecanismo elegido para salir de la convertibilidad. Hoy hace falta desindexar, SALIR DE LA UVA, para lograr que miles de familias materialicen el sueño de convertirse en propietarios, a través de créditos hipotecarios con cuotas accesibles que brinden certeza sobre el capital adeudado.

Sólo hace falta voluntad política para sepultar definitivamente un instrumento cuyo único fin ha sido el de facilitar enormes ganancias a la industria financiera.

Entre los bancos y la gente, ha llegado la hora de gobernar para la gente.

 

Compartinos: