ENTRE RÍOS – Corrupción: “Rápidamente la Justicia debe determinar si hay culpables”, dijo Zacarías

El diputado provincial Juan Domingo Zacarías (Movimiento Social Entrerriano-Paraná) se refirió al inicio del juicio por corrupción contra el ex gobernador Sergio Urribarri y otros funcionarios de su gobierno.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Zacarías dijo que el inicio del juicio contra Urribarri tiene “dos lecturas, una es la demora que tuvo este juicio en ser públicamente determinado a partir de la rapidez que tiene que tener un juicio de esta naturaleza; y en segundo lugar, que este dinero es dinero que hoy está faltando en las arcas de la provincia y en los lugares más sensibles”.

“Hoy desde la oposición hablamos que hay crisis financiera en el campo educativo, de la salud, en IOSPER, la Caja de Jubilaciones, y este dinero que no está realmente hoy falta por una situación totalmente ajena a una correcta administración que tienen que tener quienes gobiernan. Espero que esto quede aclarado lo antes posible para bien de todas las partes y fundamentalmente para el conocimiento que se merece toda la sociedad. Tenemos que aprender a poner sobre la opinión pública cuáles son nuestros movimientos, nuestros comportamientos y cuál es el manejo del dinero que le pertenece a la sociedad”, analizó.

Consultado por el rol de la Justicia, afirmó: “Confío plenamente en la Justicia y muchas veces la demora en sus veredictos o su dictamen no es culpa de la justicia propiamente dicha sino también del poder político. Tenemos que asumir la responsabilidad que tenemos en todo este andar. Si hay privilegios en la sociedad argentina uno de los sectores que más privilegios tiene son los políticos y la política, y esto tenemos que asumirlo le corresponda a quien le corresponda”.

“No es lo mismo el juzgamiento sobre un ciudadano que vive comúnmente como cualquier familia a los privilegios que tiene un sector o la política en su conjunto. Pasa desde hace muchos años esta situación lamentable en la República Argentina, que tenemos que corregir. Esto no depende solamente de la Justicia sino que depende del Estado en general y en ese campo los dirigentes políticos y el poder legislativo tenemos nuestras responsabilidades que debemos perfeccionar y no podemos mirar para otro lado”, sentenció.

En tal sentido, reiteró que “si ha habido privilegios hay responsabilidades también de la dirigencia política y tenemos que asumir la responsabilidad que nos toca”. “No quiero estar ajeno a la responsabilidad que me toca, y si no fuese por la prensa, por los medios de comunicación, más de un caso estaría olvidado en la sociedad entrerriana y argentina. Hoy es mucho más evidente, ágil y eficaz la investigación de algunos periodistas que de la dirigencia política o del Estado propiamente dicho”, apuntó.

En este marco, se refirió al rol de los organismos de control y afirmó que “los tribunales de control no pueden estar en manos de la dirigencia política que forma parte del mismo poder; deberían estar en manos de la oposición. Y no digo que no sean dirigentes políticos, pero que sean dirigentes probos y con antecedentes dignos de ser aprobados y sin ningún tipo de cuestionamientos, y con designaciones aprobadas por la Legislatura de forma unánime. No puede haber funcionarios en los organismos de control que tengan observaciones de la oposición, y la sociedad tiene que tener una confianza sobresaliente sobre el comportamiento de esos ciudadanos que ha sido elegidos para controlar los dineros públicos”.

Al respecto, destacó que “Rogelio Frigerio fue uno de los pocos candidatos a legislador que puso en el tapete esta problemática de la corrupción y el narcotráfico” y opinó que “son los temas que hoy se van a tener que abordar, son muy preocupantes y la dirigencia política vamos a tener que empezar a estar a la altura de las circunstancias haciéndole un seguimiento a esta problemática que afecta a muchas familias”.

“Sobre los actos de corrupción, creo que rápidamente la Justicia tiene que dar su veredicto y determinar si hubo culpable, si no lo hubo fundamentarlo claramente y si lo hubiese tendría que tener por lo menos la pena de no ocupar nunca más ningún cargo público”, concluyó.

 

Fuente Análisis Digital