“Desde hace quince años los entrerrianos padecemos un contrato entre la Provincia y el Banco de Entre Ríos que nos perjudica notoriamente como Estado y como usuarios de los servicios. Ese acuerdo termina este año y es necesario que se revise para que podamos tener un banco que se ocupe de atender bien a los empleados y a los jubilados”, resaltó el diputado provincial, Esteban Vitor (Cambiemos).

Las declaraciones del legislador son a propósito de la presentación del proyecto de ley marco en el cual propicia establecer determinados puntos y acciones sobre el nuevo contrato entre el banco y el gobierno que regirá desde septiembre del corriente año.

El presidente del bloque PRO exigió que “el banco abone a la provincia un canon por el capital generado” producto de los amplios movimientos que realiza el Gobierno de Entre Ríos en la entidad.

Actualmente todos los entrerrianos le estamos pagando al banco con nuestros impuestos para que ejerza como agente financiero, cuando en realidad el banco debería pagar a la Provincia por el privilegio de administrar las cuentas públicas ya que le permiten al banco ampliar su negocio”, expresó el legislador para cambiar la lógica de esa relación.

También Vitor pidió “un tratamiento preferencial a empleados y jubilados provinciales con derechos a préstamos con tasas razonables y el acceso a pagar costos financieros menores”, diferenciándolos de los clientes comunes del banco, entre otros beneficios.

Además, requirió “un plan de inversión para mejorar la atención de la entidad en las sucursales con el objetivo de lograr una mejor prestación de servicios cubriendo las necesidades emergentes, que se instalen sucursales en todos los municipios y cajeros automáticos en todas las localidades de la provincia”.

Al respecto, Vitor dijo que “no puede ser que haya entrerrianos que deban viajar para poder cobrar un cheque o hacer un depósito en efectivo”.

Por otra parte, solicitó que se garantice “los puestos de trabajo al plantel de empleados bancarios que existe en la actualidad, asegurando su continuidad al momento de la suscripción del nuevo contrato”.

Vitor, que ejerce también la vicepresidencia segunda de la Cámara de Diputados, remarcó que en el proyecto se prevé que “la entidad bancaria trabaje obligatoriamente con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (IAPSER) en todas las operaciones propias del Estado Provincial y en las que se vinculen como asegurados los empleados y jubilados de la provincia de Entre Ríos”.

El negocio de los seguros debe quedar dentro de la misma provincia, no puede ser que el gobierno le entregue listas de clientes cautivos y que ellos las vendan a cualquier otro seguro, diferente al que el mismo Estado tiene”, ejemplificó.

Por último, Vitor reclamó sobre el régimen sancionatorio: “En estos quince años no hubo ninguna sanción del Gobierno al banco y claramente hubo muchas deficiencias. Exigimos que en este contrato se establezcan sanciones, que se cumplan y que el Poder Ejecutivo tenga la suficiente participación para garantizar lo estipulado en el contrato”, finalizó.