Entrevista| Rogelio Frigerio: «En estas elecciones nos jugamos el futuro de la Argentina»

“Pese a que pensamos totalmente distinto sobre lo que hay que hacer con el país, con Máximo Kirchner se puede hablar” acaso es aquella frase, que alguna vez dijo en una entrevista, el mejor ejemplo para describir a Rogelio Frigerio. Hombre moderado, conocedor de la política, de la necesidad del conceso para gobernar, de que del otro lado no hay un enemigo sino un contrincante que, llegado el momento, puede complementarse en ideas.

Nieto del economista y político Rogelio Frigerio (1914-2006), fundador del desarrollismo, asumió, en 2011, como  diputado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el partido PRO.

Presidió la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria de la Legislatura, luego de su paso como Presidente del Banco de la Ciudad, formó parte del mandato de Cambiemos manejando el ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

En aquella entrevista, citada párrafos arriba, sobreponía el análisis a la grieta: criticaba la forma y los resultados a la hora de gobernar del kirchnerismo, pero no dejaba de mencionar la labor de la Cámpora en el mundo de la política argentina: “desconocerla es un error, porque se trata acaso de uno de los espacios políticos más organizados y despliegue territorial” sentenciaba y dejaba en claro cual es su mirada, su forma de entender la trasformación de la Argentina.

Actualmente está en el “ruedo” nuevamente, caminando su Entre Ríos, del que nunca se alejó (con el faro apuntando a 2023) pero el objetivo cercano de lograr que, Juntos por el Cambio, repita los éxitos logrados en la provincia tanto en 2015, 2017 como en 2019.

Aunque esta vez la oposición se amalgamó en un amplio frente conformado por la UCR, Una Nueva Oportunidad (UNO) la corriente evangelista que lidera entre otros Evangelina Ileana Müller, el PRO, el GEN, Movimiento Social Entrerriano, el ETER (Entre Todos Entre Ríos), el MID, la UCeDe, Recrear, la Coalición Cívica y Nuevo Espacio Ramirense. Incluso, entre sus filas, desfilan apellidos de estirpe peronista como Martinez Garbino, Augusto Alasino; Mario Moine y Luis Leissa.

En medio de la campaña, con el traje de “candidato a diputado” puesto y el de “gobernador entrerriano” colgado en la percha aguardando el momento, Frigerio dialoga con NCN donde reflexiona sobre las próximas Legislativas, elecciones que describe como “atípicas en un contexto muy difícil donde la gente está pasando una de las peores crisis económico y sociales desde el 2001 a esta parte”.

No obstante entiende que se trata de una “elección crucial y determinante para el futuro de la Argentina y de nuestra provincia de Entre Ríos”.

“En estas elecciones legislativas se pone en juego la posibilidad de ponerle un límite y condicionar el rumbo que está queriendo imponer a la Argentina el kirchnerismo que yo creo la mayor parte de los entrerrianos no comparte” sentencia.

Consultado sobre cuál sería sus objetivos o sus planes para la provincia en caso de lograr la banca, Frigerio, desliza que “hay que ser respetuoso del pueblo y no generar falsas expectativas dado que la oposición en el mejor de los casos va a poder seguir teniendo en la Cámara de Diputados un dique de contención frente a ese «vamos por todo» que quiere imponer el kirchnerismo”.

En este aspecto agrega que es posible “discutir en el Congreso algunos proyectos vinculados con una necesidad de darle alivio fiscal a nuestro sector productivo, a nuestros comerciantes, a nuestras PyMes. También se podría avanzar en generar un esquema específico para fomentar la inversión y el trabajo en nuestras economías regionales que son de las más diversificadas del país y que requieren una normativa laboral y fiscal particular”.

“Es un buen momento para plantear la posibilidad de coparticipar la emisión monetaria del Banco Central que es hoy la principal fuente de financiamiento del Tesoro Nacional pero que no le llega a las provincias de manera automática sino con la discrecionalidad del poder central y esto hace que las provincias estén perdiendo una parte de la autonomía que pudieron ganar en nuestra gestión” explica.

Si bien sus aspiraciones van más allá de lo que pueda ocurrir en Octubre, Frigerio se abstiene de hablar del 2023, y detalla que prefiere “focalizarme en esta elección”.

“Yo creo que es ahora; en el 2021 donde nos jugamos el futuro de la Argentina y la provincia y también creo claramente que «no hay 2023 si no hay 2021», y por eso es tan importante concentrar el esfuerzo y la energía en ganar esta elección y sostener por lo menos los tres diputados que Juntos por Entre Ríos pone en juego” agrega.

Sobre el cierre de la charla, su apellido con historia propia en la política nacional, ligado naturalmente al Desarrollismo, hacen imposible que su mirada de futuro se concentre en una Argentina que avance apoyada en un proyecto  de desarrollo nacional.

En este aspecto entiende que es menester que los cimientos de ese crecimiento dependen de que “la dirigencia política debería ocupe prácticamente todo su tiempo en concentrarse en generar trabajo y mejorar la educación. Los dos tópicos; trabajo y educación son las claves para poder salir de esta situación tan difícil por la que atraviesa la Argentina y no repetir los mismos errores como venimos haciendo hace casi medio siglo”.

“Hay que apostar al desarrollo sustentable; aprovechando las ventajas comparativas y competitivas que tiene la Argentina. Apalancándonos en el sector agroindustrial pero movilizando todo nuestro potencial y todas las riquezas y la capacidad de generar valor  agregado que tiene nuestro país” explaya Frigerio.

 

 

Para NCN por Federico Addisi y Juan José Postararo

Deja una respuesta