Con las firmas de los diputados del Frente de Todos y del bloque Justicialista, la oposición pidió una sesión especial para este jueves a las 11 en donde intentará avanzar con alguno de los 12 proyectos incluidos en el temario. De conseguir las voluntades expresadas en las firmas del pedido, la oposición podría  alcanzar el quórum, resta saber si el oficialismo acompaña o bloque los dos tercios.

¿Qué hará el oficialismo?

Es que para habilitar la sesión alcanza con 129 diputados sentados en sus bancas, número que podría lograr la oposición, pero para avanzar con el tratamiento sobre tablas de alguno de los proyectos necesita los votos afirmativos de las dos terceras partes de los presentes. Para esto, el oficialismo tiene que acompañar las iniciativas o bien ausentarse. 

De momento es una incógnita, hasta la semana pasada la mayoría de los legisladores elegía el silencio, solo el radical Facundo Suarez Lastra se animo a acusar a los diputados de ser cómplices de los piquetes negando su acompañamiento a los distintos proyectos. Sin embargo, durante las últimas horas, voces al interior de Cambiemos reclaman una mayor apertura, la posición se definirá en una reunión interna en las próximas horas.

El pedido de sesión

Diputados nacionales de los principales bloques de la oposición presentaron este lunes el proyecto consensuado sobre la declaración de la «emergencia alimentaria». El texto presentado lleva las firmas de diputados del Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el Justicialismo, el Movimiento Evita, Red por Argentina, Somos, el peronismo puntano y el oficialismo misionero, por lo que con la presencia de los integrantes de los miembros de cada una de esas bancadas tendría asegurado el quórum para sesionar.

Los referentes de las principales bancadas opositoras mantuvieron reuniones informales para llegar finalmente a un texto acordado en base a los aportes de los diferentes espacios.

Los bloques terminaron de decidirse por avanzar con la presentación del proyecto y el pedido de sesión, luego de que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, declaró esta tarde que «la emergencia alimentaria depende del Congreso de la Nación»

«Es en ese marco que se tratará el tema. Hay distintos proyectos y va a ser ahí (en el Parlamento)», señaló la funcionaria tras reunirse con la cúpula de la CGT junto al ministro de Producción, Dante Sica.

Mientras repasaban los últimos detalles del proyecto que presentarían en la Cámara baja, los diputados de la oposición analizaban cuándo realizar la sesión especial para debatir el tema, en principio el jueves a las 11.

Al mediodía de hoy, el presidente del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, dio por hecho que la oposición no daría marcha atrás en su ofensiva.

«Estuvimos trabajando todo el fin de semana. Le daremos hoy la puntada final y estaremos presentándolo para que miércoles o jueves hagamos una sesión especial para que se sancione», afirmó el santafesino.

Agregó que «el gobierno tenía todas las herramientas para decretarla y generar condiciones para mejorar la situación pero no lo hace, y entonces haremos la sesión».

Además del Frente para la Victoria-PJ, impulsan el proyecto el Frente Renovador, el Movimiento Evita, Red por Argentina, Somos y Consenso Federal, entre otros.

Se descuenta que si la oposición logra el quórum para iniciar la sesión especial, el oficialismo ingresará al recinto para bloquear los dos tercios que se requieren para habilitar el tratamiento del tema, según confiaron fuentes de Cambiemos.

La iniciativa busca darle al Ministerio de Desarrollo las herramientas administrativas para que la gestión en la compra de alimentos que llegue a los municipios sea mas rápida y se distribuyan entre los sectores más carenciados.

El proyecto establece la «prorroga hasta el 31 de diciembre del año 2022 de la Emergencia Alimentaria Nacional dispuesta por el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 108/2002».

En otro artículo se dispone «un incremento de emergencia como mínimo del cincuenta por ciento (50%) de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición».

También se «faculta al Jefe de Gabinete, a partir del 1 de enero del año 2020 y hasta que dure la emergencia, a actualizar trimestralmente las partidas presupuestarias correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición».

Los firmantes del proyecto de ley son los kirchneristas Rossi y Carlos Castagneto; los justicialistas José Bahillo y Carolina Moisés y las massistas Cecilia Moreau y Carla Pittiot.

Además lo hicieron Felipe Solá y Daniel Arroyo (Red por Argentina), Victoria Donda (Somos), Leonardo Grosso (Movimiento Evita), Carmen Bianchi (PJ-San Luis), Jorge Franco (Renovador de Misiones) y Alejandra Rodenas (electa vicegobernadora de Santa Fe, con bloque propio).

No firmaron el proyecto diputados de Consenso Federal (referenciados en la candidatura presidencial de Roberto Lavagna), del peronismo cordobés ni de la Izquierda.

Compartinos: