Escudero: “el proyecto reconoce que la Argentina no aceptará un fallo contrario de la Corte de EEUU”

«Con esta ley estamos intentando explicarle a la Corte de Estados Unidos que no podemos mejorar las condiciones a los bonistas que no entraron al canje, pero sin embargo hace unos días escuchamos decir a la Presidenta que la Argentina está mejor que Australia y Canadá», sostuvo la senadora nacional Sonia Escudero (Salta/Peronismo Federal). Así lo señaló la representante salteña durante la exposición que realizaron el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el Secretario de Política Económica, Axel Kicillof, ante las comisiones de Presupuesto y Economía Nacional del Senado de la Nación.

La legisladora criticó, por otra parte, que “el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo prohíbe cualquier pago en mejores condiciones a los tenedores de deuda pública que hubieran iniciado acciones legales (artículo 4º, segundo párrafo), lo que parece anticipar que el Estado argentino no va a cumplir, eventualmente, con un fallo de la Corte americana que disponga lo contrario que, en definitiva, es lo que siempre sostuvo el gobierno argentino: que no se iba a pagar a los fondos buitres”.

Asimismo, la parlamentaria salteña indicó: “Me preocupa la señal que se está dando al mundo, porque el acuerdo entre YPF y Chevron acepta la jurisdicción de Estados Unidos, pero si después el país no va a aceptar los fallos adversos, la Argentina seguirá perdiendo confianza y eso significa que lleguen menos inversiones y que se generen menos puestos de trabajo”.

Por otra parte, en cuanto al cambio de jurisdicción de pago a los tenedores de bonos para que cobren en la Argentina –y así logren evadir posibles embargos en el exterior- el ministro Hernán Lorenzino reconoció que dicha reforma no se haría por ley –como se pensó en un principio- sino a través de una decisión administrativa (DNU o resolución). En tal sentido, Escudero aclaró que el gobierno incluyó “una delegación de facultades legislativas en el artículo 1º del proyecto, en el que se habilita al Poder Ejecutivo a realizar todos los actos necesarios para terminar con la reestructuración de la deuda. Por principios me opongo a toda delegación de facultades legislativas en el Ejecutivo pero, además, vamos a revisar si es constitucional o no”.

“Una vez más se están cambiando las reglas de juego. Este proyecto genera muchas dudas. Hubiera sido más adecuado derogar la ley cerrojo directamente y no habilitar la reapertura del canje sin límite alguno de tiempo”, concluyó la senadora salteña.

 

Deja una respuesta