La Comisión de Comunicaciones e Informática que preside Juan Brugge, recibió a especialistas en comunicación que expusieron acerca del proyecto de ley que obtuvo media sanción en el Senado, “fomenta el despliegue de infraestructura y competencia de las TIC y modifica las leyes 27.078 y 27.208”.

Martín Becerra, investigador del CONICET y especialista en Medios de Comunicación, se mostró crítico con el proyecto al decir que “sólo matiza las condiciones reales y expresa una mirada fragmentaria” y defendió lograr ir hacia una comunicación integral.

Asimismo, el investigador resumió que “parcialmente las tres leyes vigentes son un caos regulatorio, no es defendida por ningún actor social concreto, procura equilibrar posiciones de fuerza y delega discrecionalidad alta al Ejecutivo en el que solo algunos pocos van a estar en condiciones de dar servicios”.

En tanto, José Crettaz periodista de La Nación y miembro de CONVERCON (una organización que analiza las comunicaciones de todo el país) también tuvo una mirada crítica y expresó que “hace falta una ley que unifique los saldos regulatorios, que hagan más comprensiva la regulación, hace falta una ley q no sea corta y cortoplazista”. También, realizó un repaso histórico por las leyes de comunicaciones que dejaron “muchos pendientes y propuso resolver el problema mediante la paquetización de cualquier red sin distinción”.

En la misma línea, Tomás Mihura Gradin representante de la empresa de telefonía CLARO, consideró que “hay una jungla normativa que hacen de esto una complejidad en su origen”. Antes pensamos que nos resolvía comenzar a prestar servicios en competencia y convergencia en 2018 pero no sirve irnos al 2022”, detalló sobre los tiempos.

Además, dijo que hace falta “mejorar el espectro que tiene reservado Arsat, estamos hablando de intercambio de datos que cada año se duplica” y recalcó “que la empresa está comprometida con la inversión y con los servicios que presta en el país”.

La ley denominada como ley corta permitirá que las compañías telefónicas puedan insertarse en el mercado del cuádruple play y se establece que estas empresas podrán dar servicios de radiodifusión paga por satélite en la Ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, Córdoba y Rosario a partir de 2020; mientras que en el interior del país será en 2021 y en las localidades con menos de 100 mil habitantes en 2022.

Compartinos: