Ferraro quiere ampliar la tarifa social del subte

El legislador porteño de la Coalición Cívica y vicepresidente tercero del Cuerpo Parlamentario de la Ciudad, Maximiliano Ferraro, presentó un proyecto de ley para ampliar la tarifa social del subterráneo y así sumar nuevos destinatarios al sistema que habilita descuentos en el boleto para quienes están en una situación económica determinada.

Los beneficiarios de la ampliación serán para quienes vivan una situación de vulnerabilidad económica específica de acuerdo a ciertos criterios y que integren los programas Ciudadanía Porteña, Ticket Social y otros planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

También, están incluidas las personas en situación de desempleo crónico o recurrente; beneficiarios del plan Argentina Trabaja del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación; beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo –o titulares de la cuenta- de la Administración Nacional de la Seguridad Social.

El proyecto de Ferraro propone reducir la tarifa del servicio de subterráneos y del premetro a sesenta por ciento del boleto ordinario para todos estos actores sociales. También, plantea que alumnos de establecimientos públicos en nivel inicial, primario y secundario “gozarán de la gratuidad del pasaje”.

La autoridad de aplicación de la ley será la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) que administra, junto a Metrovías, al subte.

Establecerá los criterios técnicos de asignación de la tarifa social y difundirá la información correspondiente por todos los medios de comunicación posibles teniendo en cuenta también los barrios en situación socioeconómica desfavorable. Según la iniciativa, “el presupuesto destinado a la propaganda de difusión no podrá ser menor al 80 por ciento del gasto destinado a propaganda en general por Sbase”.

Asimismo, Ferraro quiere sumar tres nuevas figuras a las modalidades de abono vigente: por pago anticipado de pasajes, pasajero frecuente y turista.

El primero es para usuarios que compren cuarenta pasajes o más, en una misma operación (gozarán de un descuento porcentual por pasaje). El del pasajero frecuente gozará de un descuento porcentual por pasaje para quienes realicen más de veintidós viajes por mes.

Por último, el turista tendrá dos modalidades: el abono mensual que dura treinta días y el semanal por siete jornadas.

Los descuentos de los abonos serían descontados automáticamente con los sistemas de tarjetas magnéticas pero los que no lo posean se realizará un descuento menor del que sí posea.

Ferraro sostiene: “el transporte público de pasajeros es un instrumento con una importante función social: para determinados sectores de la población, es el único medio de transporte financieramente accesible para sus desplazamientos cotidianos, como también, una fuente de libertad y movilidad”, por lo que pretende una actualización de los grupos beneficiarios de la actual tarifa social.

Argumenta Ferraro: “esta norma está contextualizada en la decisión del jefe de Gobiernos porteño en enero 2012, que llevó a la suba en la tarifa de $1,10 a $2,50 y un pretendido nuevo aumento a comienzos del año 2013 a $3,50, desconociendo que el sistema tarifario en la Ciudad de Buenos Aires debe ser fijado en los términos propuestos por el Ente Regulador de los Servicios Públicos”.

“Esta política de shock tarifario conspira con la intención del Gobierno de la Ciudad de desalentar el uso del auto particular, de darle protagonismo e importancia al Transporte Público de Pasajeros como factor de mejora de calidad de vida al reducir el nivel de contaminación ambiental y sonora, entre otras políticas de su plan de Movilidad Sustentable”.

Listado completo de beneficiarios

Quienes ntegren los programas Ciudadanía Porteña, Ticket Social y otros planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; personas en situación de desempleo crónico o recurrente; beneficiarios del plan Argentina Trabaja del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación; beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo –o titulares de la cuenta- de la Administración Nacional de la Seguridad Social; trabajadores que acrediten cobrar el salario mínimo; veteranos de Malvinas; quienes reciban subsidios por ser víctimas y/o familiares de víctimas de la tragedia de Cromañón; usuarios que asistan en calidad de alumno regular a establecimientos de enseñanza de gestión privada, de los niveles: inicial, primario y secundario; usuarios que asistan en calidad de alumno regular a establecimientos de nivel superior, terciario y/o universitario de administración pública; las personas cuyos ingresos familiares mensuales sean inferiores al monto de la Canasta Alimentaria y de Servicios del Hogar (CAySH) del Hogar 1 publicada por la Dirección General de Estadística y Censos del Ministerio de Hacienda del GCBA; cualquier otra persona que acredite una situación particular de vulnerabilidad social.

Deja una respuesta