Fue promulgada la ley de trabajo doméstico

El Poder Ejecutivo Nacional promulgó la ley que establece el régimen de contrato de trabajo para el personal de casas particulares, que había sancionado el Congreso a principio de marzo. Al respecto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, señaló que se trata de una legislación que regla el sector de empleo que “mayor informalidad presenta”.

Tomada aseguró esta mañana que el servicio doméstico es el rubro laboral que «mayor informalidad presenta», y destacó que con la ley promulgada ayer por la presidenta Cristina Fernández, los trabajadores del sector gozan de «los mismos derechos» que el resto de los empleados.

Al respecto el referente oficialista detalló que “del total de 1 millón de trabajadores que se estima que existe (95 por ciento son mujeres), 300.000 han sido registradas y 700.000 continúan en la informalidad, es decir sólo el 30 por ciento está registrada».

El titular de la cartera laboral señaló que todavía persiste un prejuicio que afirma que para este tipo de faenas “la informalidad es regla y que estas trabajadoras no tienen que estar sometidas a estas reglas como el resto de los trabajadores». Destacó que con esta normativa los empleados en casas particulares tendrán, a partir de su implementación, los mismos derechos.

Respecto a la etapa final, el ministro comentó, al aire del canal C5N, que ya están trabajando para agilizar la reglamentación de la norma.

Tomada puntualizó que para los empleadores que tenían registrados al personal no habría modificaciones sustanciales. Especificó que las modificaciones son respecto a los derechos del asalariado: «si trabajan más de cinco años tienen 21 días de vacaciones, si se enferman tienen licencia por enfermedad, con protección de 90 días, entre otros aspectos».

«Durante 60 años a todos les parecía normal que las empleadas domésticas tuvieran menos vacaciones y menos indemnizaciones que el resto de los trabajadores, sin siquiera régimen horario». Y agregó que «no tenían siquiera protección para la maternidad, asignación ni licencia. Frente a una enfermedad tenían 30 días de licencia, y luego el empleador la podía despedir sin indemnización».

El ministro nacional afirmó que la legislación se aplicará sobre el total de los empleados en casas de familias, sin tener en cuenta cantidad de horas de trabajo o nacionalidad.

 

Deja una respuesta