“Los primeros días de marzo se va a iniciar el juicio contra Carlos Telleldín, lo que implica el hecho más importante en varias décadas sobre esta investigación, que fue quien entregó la camioneta donde se habría puesto la bomba que detonó en AMIA. Esto ha pasado desapercibido por la opinión pública y lo que pueda surgir de este juicio es muy relevante”, afirmó el Ministro de Justicia Germán Garavano en diálogo con Radio de la Ciudad.

En esa línea, contó el estado actual de la causa: “El equipo del nuevo fiscal en la causa principal de AMIA es el mismo que el que tenía Nisman y que viene trabajando hace mucho tiempo. La realidad es que la investigación está trabada porque las autoridades iraníes no cooperan con la Argentina en el traslado de las personas que tienen una alerta roja en Interpol”.

Consultado por las declaraciones de Ronald Noble, ex titular de Interpol, quién negó que el gobierno kirchnerista le pidiera levantar las alertas rojas, retrucó: “El pasado viernes surgieron declaraciones de un alto funcionario de la Policía Federal Argentina, quien estuvo a cargo de la oficina de Interpol, en nuestro país, que desmiente a Noble”.

Y agregó: “El gobierno de Irán sistemáticamente ha intentado que estas alertas rojas fueran levantadas y hubo que hacer esfuerzos enormes para que se mantuvieran”.

Por último, opinó sobre la posibilidad de llevar adelante un juicio en ausencia de los acusados iraníes: “Nuestra legislación, hoy en día, no lo prevé. Ya hay dos proyectos de ley en el Senado para avanzar en esa línea. Desde lo personal, lo miro con buenos ojos porque, más allá del caso AMIA, por lo que es la nueva modalidad de criminalidad compleja, los que planifican hechos delictivos no están en el país, sino protegidos de la extradición”.

Compartinos: