El ministro de Justicia habló en Cinco Días por Splendid AM990 y reconoció: «en Argentina estamos llenos de sensaciones que son reales, como la inseguridad», y consideró que «hay un problema estructural, que no es culpa de la mayoría de los jueces».

El principal problema se basa, según el funcionario, porque «se trabaja con procesos del siglo pasado», y confesó que se están buscando soluciones: «Se está trabajando en planes de audiencias orales para romper con procesos que duraban años, por eso recorremos el país con Justicia 2020».

En cuanto a las diversas protestas y conflictos gremiales que se están sucediendo, si bien Garavano reconoció que había «justos reclamos que se quieren negociar», sostuvo que «hay actores políticos que alimentan para generar conflicto, fue la estrategia del gobierno anterior cuando estaban en el poder», y acusó que «son el mundo del revés», y que  como estrategia»generan conflicto para no dar explicaciones de los casos de corrupción en los que están involucrados».

En cuanto a los cambios en los nombres del gobierno recordó una situación personal: «Mi jefe de asesores renunció por razones personales y el ministerio sigue trabajando con las mismas ganas».

Consultado sobre las reformas penales, el ministro remarcó que «se está terminando de cambiar una ley de la época de Videla» y que «todos los partidos están de acuerdo en esa reforma». Además reconoció que «el tema más controversial es la edad de imputabilidad» y detalló la postura del gobierno:»El tema más controversial es la edad de imputabilidad, entendemos que delitos gravísimos como un homicidio pueden ser comprendidos, y es clave que la justicia pueda investigarlo», y cerró: «La idea es que la edad de responsabilidad baje a los 14 años para delitos gravísimos, para los otros se mantiene la de 16».

Compartinos: