Germán Garavano: «Si uno modifica mucho un Código puede hacer perder la lógica»

El ministro de Justicia, con motivo de la implementación del nuevo Código Procesal Penal, expuso ante los diputados y senadores de la bicameral. Afirmó que pidieron al Poder Ejecutivo que demore unos días la reglamentación de la reforma de la ley de flagrancia, para así poder realizarla de manera eficaz.

Garavano elogió al kirchnerismo al declarar que se estaba ante «una oportunidad histórica, que inició el Gobierno anterior, de empezar a hacer modificaciones necesarias”, pero que la idea era hacer » la menor cantidad de retoques posibles» para así evitar «parches».

El legislador manifestó que sus sensaciones sobre el Código eran que «estaba pensado más para la lógica de la Ciudad de Buenos Aires y uno de los desafíos era tratar de que sirva para la justicia federal de todo el país”, y  confirmó que desde el Ministerio de Justicia se tiene «un proyecto muy ambicioso» y que eso les hacía preferir «optar por cambios específicos”. Ante eso, le pidió a los senadores que “se incorporen al debate” planteando sugerencias.

Pidió también que se tuviera en cuenta cuánto tiempo iba a demorar la implementación del Código Procesal Federal, ya que en la Ciudad se tardó más de 3 años: “Vamos a tener un lapso muy largo de tiempo en el cual vamos a tener que convivir”, admitió. Al respecto, agregó que también el Ministerio de Justicia hizo un relevamiento muy detallado entre el Norte y el Sur, con todos los actores del Poder Judicial. “El éxito de estas implementaciones nos va a asegurar que el Código vaya avanzando”, remarcó.

Destacó dos puntos a reformar importantes, primero el llamado rol de la víctima, con la idea de «fortalecerlo» y la ley de flagrancia, y convocó a “una reunión interpoderes, entre la Corte, el Consejo de la Magistratura, las cámaras, el Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, el Congreso, para revisar todas las cuestiones necesarias para hacer una implementación eficaz”

Garavano cerró su exposición señalando que muchos de los expedientes se han «digitalizado ahora», y que si se relevaban los edificios judiciales, «muchas veces los mejores lugares están ocupados por papeles”.

Deja una respuesta