Gira EEUU| Massa sobre las negociaciones con Pfizer: «Habrá una solución sin tener que reformar la ley»

“Siempre que hay buena voluntad, y el Presidente tiene la convicción de trabajar con buena voluntad para que los argentinos tengan todas las vacunas que necesiten y quieran, estamos encontrando un camino de solución sin tener que reformar la ley” sostuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, durante su gira por los Estados Unidos respecto a la negociación con el Laboratorio Pfizer.

Agregó además que “El tema vacunas es un tema que nos ocupa. Desde el año pasado vengo diciendo que el 2021 nos tiene que encontrar unidos y vacunados. La recuperación económica de la argentina va a emerger si estamos unidos y vacunados”.

«Creo que con inteligencia podemos resolver las trabas legales que ahora aparecen, aprovechando los mecanismos de interrelación multilateral que tienen la Argentina y Estados Unidos, y que de alguna manera pueden viabilizar una solución alternativa. Estamos trabajando para viabilizar la provisión de vacunas, también de vacunas de laboratorios de Estados Unidos. El gobierno de Estados Unidos va a respaldar la lucha contra la pandemia de la Argentina con una donación importante», indicó.

Incluso, el ex intendente de Tigre hizo un paralelismo con los organismos financieros que no se muestran flexibles para encontrar soluciones con la Argentina: “Así como plantee que hay multilaterales que les falta cabeza, hay otros que le están poniendo cabeza para poder resolverlos y siento que para resolver el tema vacunas estamos muy bien encaminados. Creo que vamos a tener un altísimo porcentaje de la población vacunada para fin de año”.

En otro orden de cosas, Massa, se mostró optimista respecto del futuro de la Argentina y su deuda y también respecto de la posibilidad de destrabar las dificultades legales con las vacunas: “Veo encaminados eso dos temas centrales en la relación con Estados Unidos, la deuda con el Fondo, y las vacunas».

«Con el Fondo ahora la definición política es del Presidente, y la conducción técnica, del equipo económico. Estamos encaminados», aseguró.

Respecto a la presidencia de Biden, señaló que con su llegada «se inició una nueva etapa». «Con la nueva realidad de América Latina se abre una nueva posibilidad para la Argentina y creo que tenemos que tener, dentro de la autonomía de cada país, una relación inteligente y madura, colaborativa y de consolidación de la democracia en toda América».

Y se preguntó en forma retórica: “¿Cómo es posible que el FMI no suspendiera en el momento de la pandemia el correr de intereses no solo para Argentina, para todos los países, entendiendo que es el instrumento de ayuda por excelencia?”.

Situación en Nicaragua

El presidente de la Cámara de Diputado, por otro lado, aseguró que «es intolerable que existan presos políticos», y tomó distancia de la abstención que tuvo la Argentina en la votación ante la Organización de Estados Americanos (OEA) contra las violaciones a los derechos humanos y masivos arrestos de dirigentes opositores cometidos por la gestión de Daniel Ortega.

«Ni en Nicaragua ni en ningún país de la región podemos tolerar presos políticos», resaltó el titular del Frente Renovador, durante una presentación en el Inter American Dialogue en Washington. Al referirse a la cuestión, Massa sostuvo que la «Argentina está preocupada y ocupada por la situación en Nicaragua, es importante que la región se comprometa en la liberación de los presos políticos».

«Nicaragua o cualquier otro país no debería poder detener a políticos. Eso es clave para la democracia», evaluó el presidente de la Cámara baja en Estados Unidos, país que se mostró «decepcionado» por la postura argentina. A su entender, se debe «empezar a empoderar a los países de la OEA a buscar soluciones en lugar de otros que creen que son la solución».

«Es importante que la región se comprometa en la liberación de los presos políticos. Y es importante que las personas entiendan que son las instituciones las que fijan la política (de la OEA)», resaltó Massa. La Argentina se abstuvo el martes pasado de condenar a Nicaragua por las violaciones a los derechos humanos y masivos arrestos de dirigentes opositores cometidos por la gestión de Daniel Ortega, durante el tratamiento de un proyecto de resolución en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Deja una respuesta