Graciela Camaño: «Habitualmente quienes ocupan el Poder Ejecutivo viven defenestrando a la Corte»

La diputada nacional del interbloque Federal Graciela Camaño señaló que ella no es de las personas que según el Gobierno de turno que haya «pone en el altar o defenestra a la Corte Suprema». «Habitualmente quienes ocupan el Poder Ejecutivo viven defenestrando a la Corte», advirtió.

En una entrevista en Radio Rivadavia, la diputada Camaño reconoció que el máximo tribunal de Justicia no tiene «un buen número de cortesanos» y que debería ampliar su composición.

A su entender, «el Presidente tuvo la oportunidad de hacer la propuesta sobre los miembros de la Corte que faltan», pero no lo hizo.

«Es dable que tengamos un número que permita decisiones más trabajadas. Siete, nueve u once miembros puede ser lo ideal. Hoy tenés cuatro miembros», lamentó la legisladora del bloque Identidad Bonaerense.

«El Poder Ejecutivo no hizo nada para resolver el tema», apuntó.

En otro orden, Camaño consideró que «no es normal» la permanencia de Eduardo Casal como procurador interino durante tanto tiempo, aunque aclaró que «institucionalmente es correcto».

«El Procurador hay que resolverlo en el Congreso como corresponde. No podemos vivir con procuradores interinos eternos. Eso está por fuera de lo que propone la Constitución que es que el procurador sea elegido con consenso parlamentario», explicó.

Al respecto, la diputada opositora insistió para que el Gobierno ponga el pliego de Daniel Rafecas (el candidato del presidente Alberto Fernández para ocupar el cargo) «a estudio» del Senado y «el que quiera votarlo que lo vote, y quien no quiera, que no lo vote».

«Así se soluciona ese tema. Hay que dejarse de jorobar porque no es normal la situación que tenemos», afirmó.

No obstante, aclaró que no está de acuerdo con el proyecto oficialista para poder designar un nuevo procurador con mayoría simple.

«No soy partidaria que el procurador sea mantenido in eternum pero es una figura muy importante y no estoy de acuerdo con que se elija con mayoría simple. Es un cargo demasiado importante para que lo resuelva una sola fuerza», insistió.