Luego de un fin semana deliberativo en los gremios la cuestión se encaminó. Con diferencias dentro del Frente de Unidad, la mayoría de los maestros votó por aceptar el aumento trimestral por inflación en este año y el recupero del 15,6% para 2018.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires propuso a los maestros aumentos trimestrales en base al índice de inflación oficial junto con un 15,6% en cuotas -una de 5% en abril, y la otra del 10,6%, en agosto- para compensar la pérdida de poder adquisitivo del año pasado.

La recomposición salarial del 15,6 por ciento se empezará a pagar estos días: con los sueldos de marzo, los docentes recibirán una mejora del 5 por ciento. Luego, con los sueldos de julio, percibirán el 10,6 por ciento restante. Al mismo tiempo se irán sumando cada tres meses recomposiciones según la inflación que registre el Indec. Estos ajustes automáticos serán liquidados con los sueldos de marzo, julio, septiembre y diciembre. El cronograma fue planeado por el gobierno para que la mayor parte del aumento se pague antes de las elecciones.

Cabe mencionar que, el sindicato Udocba, fue el único que rechazó la oferta de Vidal por “insuficiente” y convocó a un paro para este jueves y viernes, mientras que el resto de los gremios firmaron el acuerdo con el Ejecutivo y no se sumarán a la medida de fuerza.

 

Compartinos: