En un comunicado conjunto, Martín Roig (UPCN), Norberto Di Próspero (APL) y José Rodríguez (APES) pidieron el “pronto tratamiento y aprobación” de la ley para ratificar el Convenio 190 de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), contra la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

Se trata del proyecto que el Poder Ejecutivo envió la semana pasada al Senado y que fue anunciado por el propio presidente Alberto Fernández en la Asamblea Legislativa del 1º de marzo.

Los gremios legislativos celebraron el envío del proyecto y sostuvieron que “responde a un gran anhelo de nuestras trabajadoras y trabajadores del país y el mundo”. Y subrayaron que el Convenio, aprobado en la OIT en 2019, “es, sin lugar a dudas, un gran logro del movimiento obrero y sobre todo de las mujeres sindicalistas, que fueron las que dieron origen a la discusión de terminar con la violencia y el acoso en el mundo del trabajo”.

Destacan, además, que “es la primera norma internacional” que aborda estos temas, “identificando a la violencia en todas sus formas”. Y añaden que con la aprobación se ubicaría “a la Argentina una vez más ante el mundo en la vanguardia en la conquista de derechos y protección de la clase trabajadora”.