Habrá bares en los parques de la Ciudad

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó este jueves con 36 votos positivos y , en segunda lectura, la un marco regulatorio para la entrega de permisos de usos precarios en espacios verdes de uso público que tengan una superficie mayor a 50.000 metros cuadrados.
La iniciativa es del legislador porteño del Pro José Luis Acevedo y permite la instalación de bares en parques públicos de más de 50.000 metros cuadrados de superficie con la obligación de que los concesionarios ofrezcan sanitarios accesibles de uso público y gratuito, estación de vida saludable y servicios de alquiler de bicicletas y conexión a internet gratuita.
Además, se deberán instalar cámaras de seguridad e incluir, dentro del personal del área de servicio, a un empleado con discapacidad.
El proyecto del diputado que responde al senador Diego Santilli, llegó al recinto para encontrar su segunda lectura, luego de obtener su primera sanción el 7 de noviembre de 2013 y pasar por audiencia pública sin mayores controversias.
En esta última se sumó la obligatoriedad de los locales de expendio de bebidas y comidas de ofrecer alimentos aptos para celíacos, vegetarianos y productos light. También, se modificó la zona de exclusión y cada bar debería erigirse a 70 metros del otro.
Para su sanción, el oficialismo porteño contó con el apoyo de un sector del frente UNEN, que se dividió al votar. SUMA +, Proyecto Sur, Partido Socialista y Coalición Cívica acompañaron al Pro, mientras que el Partido Socialista Auténtico y Verde Alameda rechazaron la propuesta.
El kirchnerismo mantuvo firme su postura por la negativa, al igual que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores de Marcelo Ramal y el MST de Alejandro Bodart.
Para justificar su voto a favor, el jefe de bloque de SUMA +, Hernán Rossi, destacó que la propuesta es “útil para poner en valor el espacio público” y celebró “el debate de este proyecto, no solamente por la instancia de audiencia pública sino por los diversos intercambios informales con los vecinos”.
Por otra parte, opinó: “la existencia de espacios de servicios en parques de la Ciudad y en armonía, son estrategias que colaboran con la promoción y desarrollo del turismo” y agregó: “El turismo es hoy una importante actividad que da trabajo a cientos y cientos de porteños y no puede quedar al margen de este debate”.
En contra de la iniciativa se expresó la diputada porteña del Frente para la Victoria Claudia Neira, que reconoció “avances sustanciales a lo largo del debate del proyecto”, pero advirtió que la normativa busca “hacer eje absolutamente en el privado como vertebrador de diferentes servicios públicos que deberían ser el nudo de la discusión que deberíamos dar en este recinto”.
“Generamos un sistema con eje en el privado para supeditar en él servicios que debe dar el Estado”, concluyó.
Por su parte, el autor de la iniciativa agradeció a “los que contribuyeron a mejorar el proyecto”.

Deja una respuesta