«Hace falta profundizar el debate sobre la educación argentina»

Mientras el macrismo vive un momento difícil, en la educación porteña y hospitales públicos y del sistema de salud en general en la Ciudad, el legislador del PRO Iván Petrella evaluó en exclusiva con NCN, la situación actual.

¿Cómo evalúas el momento actual de la educación porteña? ¿Qué rol juegan los docentes?

En los últimos años se hizo mucho por la educación pública en la ciudad porque es fundamental garantizar mayor igualdad de oportunidades. En 2007, había más de 300 escuelas en estado de emergencia edilicia. Se hizo la inversión más importante en 30 años y recuperamos escuelas. Se puso una mayor atención al sur postergado y la mayoría de las refacciones y escuelas nuevas se hicieron ahí. Hoy todos los alumnos de la ciudad aprenden inglés desde primer grado, marcando un rumbo a seguir: comprometerse con las necesidades de un mundo cada vez más conectado.

El rol de los docentes es fundamental. Desde el inicio de nuestra gestión hasta hoy, cuadriplicamos su salario porque ellos todos los días acompañan, cuidan y enseñan. Forman a nuestras próximas generaciones y tienen una responsabilidad enorme. Por eso, hay que asegurarse de que tengan la mejor capacitación posible.

Creo, igualmente, que hace falta profundizar el debate sobre la educación argentina centrado en la discusión de paritarias e infraestructura. La devaluación e inflación dificultan las discusiones salariales y mientras el gobierno apura negociaciones, los docentes no quieren perder poder adquisitivo. Sufrimos las consecuencias de desarrollarrnos a largo plazo. Lo que más sorprende es el nivel de improvisación, falta de confianza que genera el gobierno y equipo económico. Van y vienen sobre una misma medida. Es lamentable el nivel de intolerancia y autoritarismo del oficialismo. El gobierno está más preocupado en inventar culpables que en reconocer errores y aportar soluciones. Durante años no dio importancia a bajar la inflación y es un problema muy complicado. Además, no demuestran interés en el eje de la calidad educativa, como cuando critican los exámenes internacionales que demuestran nuestro mal desempeño, en vez de usar esos resultados como plataforma para aprender y mejorar. Tenemos que discutir la calidad educativa: qué aprenden nuestros chicos y cómo se posicionan a nivel internacional.

¿Qué opinas de la situación actual de los hospitales públicos y del sistema de salud en general en la Ciudad?

En materia de inversiones, en hospitales en particular pero en el sistema de salud en general se hizo mucho. Son obras que quedan en el tiempo porque cambian las condiciones de vida de muchísima gente. El Hospital de Lugano, por ejemplo, donde se terminó la primera etapa de la construcción del Centro de Asistencia de Alta Resolución Cecilia Grierson. ¡Una obra prometida hace más de 20 años! 180 mil personas de Lugano, Soldati y Villa Riachuelo tienen mejor acceso a la salud. Son este tipo de reformas las que la gente agradece porque las afecta directamente.

Se habla que el macrismo vive un momento “difícil”, ¿cuál es tu evaluación? ¿Qué consideras que hay que cambiar? ¿Cuáles son las falencias?

Es un momento muy interesante. La gestión en la ciudad es reconocida no solo en Capital sino en todo el interior, como así también la figura de Mauricio. Ven que es posible una manera de gobernar distinta a la política tradicional con formación de equipos, sin mesianismo, humildad y transparencia. El desafío es convencer a todos que no es una utopía.  Si hicimos en Buenos Aires con un gobierno nacional jugándonos en contra permanente también lo haremos en todo el país.

 

 

Deja una respuesta