Ingresa al Congreso un nueva apertura al canje de la deuda

La presidenta Cristina Fernández, por cadena nacional, anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley para reabrir el canje de deuda por tercera vez para seducir al siete por ciento restantes de los bonistas que no ingresaron en las oportunidades pasadas.

Esta decisión es consecuencia del revés judicial que obtuvo la Argentina en la Cámara de Apelaciones de Nueva York. Allí el juez estadounidense Thomas Griesa falló a favor de los denominados ‘fondos buitres’

Esta nueva apertura de canje, según manifestó la presidenta anoche, se debe a que actualmente nuestro país ha cambiado la imagen pública. Antes de 2003 “éramos deudores recalcitrantes”, pero en los últimos años la situación ha variado convirtiendo a la nación en un “pagador serial”.

De esta forma, la estrategia del oficialismo es que, en palabras de Fernandez, “tengan la posibilidad de ingresar y cobrar en paridad en condiciones con el resto de los acreedores”. Así, de ingresar los tenederoes de bonos que faltan, se lograría un nuevo plan de pago, mucho más barato para el país que los juicios con los ‘buitres’.

Sin embargo, las posturas de esos fondos lobistas parece ser no participar del canje. Eso se debe a que su negocio está en la especulación. La estrategia que desarrollan es comprar bonos de un país en quiebra, en ‘default’, para luego, cuando justamente por esa quiebra dicho país no pueda pagar, cobrar intereses punitorios más una indemnización.

Este tipo de grupos son especuladores financieros y tienen por ganancia el resultado de un proceso judicial que obligue a pagar a la Argentina, o cualquier otro país puesto que es una metodología común para esos sectores.

En ese sentido, la jefa de Estado aseguró que “no vamos a permitir que el país vuelva a 2001” y citó al expresidente Néstor Kirchner: “Era necesario que el mundo comprendiera que había que dejar crecer la economía argentina para poder pagar, porque los muertos no pagan para crecer, sino que crecen para pagar».

Deja una respuesta