El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece la figura de la extinción de dominio y fue dictado por el presidente Mauricio Macri, ingresó a la Cámara de Diputados y podría ser tratado esta semana en la comisión Bicameral de Trámite Legislativo que preside el diputado Marcos Cleri (FpV-PJ).

La comisión cuenta con 10 días hábiles para pronunciarse sobre su validez, y luego elevar el dictamen al plenario de cada cámara para su expreso tratamiento.

Anclado en el combate de la corrupción y el crimen organizado, la extinción de dominio es una herramienta legal que establece un mecanismo para que el Estado recupere los bienes que hayan sido obtenidos a partir de la comisión de un delito.

De esta manera, mientras los acusados enfrentan el proceso penal, los bienes pasarían a la Justicia civil, que podría determinar de manera más rápida si provienen de actividades ilícitas y, en consecuencia, el Estado podría confiscarlos.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, explicó que a diferencia del proyecto que se elaboró en el Senado, la herramienta contemplada en el decreto presidencial fija como ámbito de acción de la iniciativa al fuero Civil y Comercial Federal.

“Prevé una nueva procuraduría en el Ministerio Fiscal, y son los fiscales los que van a determinar cada caso”, explicó el Ministro. Asimismo, los bienes decomisados pasarán a ser administrados por el Administración de Bienes del Estado (ABE).

COMPOSICIÓN DE LA COMISIÓN BICAMERAL DE TRÁMITE LEGISLATIVO

El DNU deberá ser analizado por la comisión Bicameral, integrada por ocho diputados y ocho senadores de diferentes fuerzas políticas.

La componen los siguientes diputados: Marcos Cleri (FpV-PJ); Máximo Kirchner (FpV-PJ); Juan José Bahillo (Justicialista); Pablo Tonelli (PRO); Ezequiel Fernández Langan (PRO); Fernando Iglesias (PRO); Martín Hernández (UCR) y Luis Petri (UCR). Y los siguientes senadores: Luis Petcoff Naidenoff (UCR); María Cristina Del Valle Fiore Viñuales (PARES); Miriam Ruth Boyadjian, (Mov Pop Fueguino); Néstor Braillard Poccard (PRO); Anabel Fernández Sagasti (FpV-PJ); María Teresa González (Justicialista); Daniel Lovera (Justicialista) y Guillermo Snopek (Justicialista).

Los dictámenes de la comisión bicameral no son vinculantes. Para que un DNU pierda vigencia se exige que lo rechacen ambas Cámaras del Congreso por mayoría simple. En el caso de que las posiciones dentro de la Bicameral resulten empatadas, el diputado Cleri, como presidente de la comisión, tiene la facultad de un “doble voto”.

Hasta ahora no está oficializada la convocatoria a la Bicameral.

Compartinos: