El legislador porteño por Unidad Ciudadana, Javier Andrade, explicó los motivos del rechazo del bloque a la Ley de patrocinio que se aprobó esta mañana en la Legislatura Porteña.
El proyecto presentado por el oficialismo, que habilita a empresas privadas a financiar actividades y obras públicas a cambio de publicidad, fue rechazada por todos los bloques de la oposición.
En su discurso, Javier Andrade sostuvo que “esta ley posibilita que un privado se vea involucrado en responsabilidades inherentes al Estado”, como las escuelas y hospitales públicos.
En ese sentido, el diputado se refirió al contexto en el que surgen estas iniciativas a nivel mundial: “Primero se lleva adelante un modelo de ajuste donde se desfinancian la salud y la educación. La Ciudad de Buenos Aires es un claro ejemplo: desde que asumió Macri hasta la fecha, el presupuesto en educación se redujo del 24 a 17% y el de la salud del 23 a 15 %”.
“Una vez que se hace efectivo el desfinanciamiento, que trae graves problemas de infraestructura, falta de vacantes en las escuelas y de camas en los hospitales, se le abre la puerta a las empresas para que se hagan cargo de responsabilidades que son exclusivamente del Estado”, continuó.
Asimismo, el legislador alertó que ya “pasó en Madrid, en Estados Unidos y en Canadá: una vez que las empresas ingresan a las escuelas, empiezan a influir cada vez más en las currículas. Quieren convertir a los futuros ciudadanos en consumidores”.
Además, “el dinero que se recauda no va a la escuela o al hospital, va a las arcas del Estado de la Ciudad, manejado por el Gobierno de Larreta. El sponsoreo no se traduce en un beneficio para la salud o la educación”, sostuvo.
“No queremos que los chicos vayan a escuelas Coca-Cola o la gente se atienda en hospitales McDonalds. La verdad no entendemos en qué se beneficia la Ciudad con este proyecto”, concluyó.
Compartinos: