Juntos por el Cambio cerró campaña en Córdoba con la esperanza de dar vuelta la elección

El oficialismo parece estar convencido de que podrán alcanzar el porcentaje necesario para un balotaje. Mauricio Macri y su equipo no se rinden y ese es el mensaje que le han dejado a sus electores. Aunque a diferencia de la oposición, Juntos por el Cambio no juntó a sus líderes en los actos, sino que cada uno lo hizo por separado (Vidal y Macri), ambos coincidieron en un mensaje: hay chance de dar vuelta la elección el domingo 27.

A diferencia del Frente de Todos, que decidió cerrar campaña en un acto con sus principales referentes políticos, en Juntos por el Cambio sus principales figuras han decidido cerrar campaña por separado. Mauricio Macri eligió Córdoba, una provincia vital para el oficialismo, para dar su último mensaje electoral de cara al domingo 27/10. Eso sí, la gran ausente fue la gobernadora María Eugeni Vidal, que sin carteles ni propagandas de JxC hizo su acto sola en el estadio de Platense.

Comparando a los principales partidos que tienen mayor chance de ganar las elecciones generales del domingo, el Frente de Todos reflejó, cierto o no, un mensaje de mayor unidad.

Aún así, el Presidente y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, coincidieron en un mensaje: Juntos por el Cambio sigue con vida y tiene grandes chances de «dar vuelta la elección».

Puntualmente, el presidente de la nación fue inteligente al momento de elegir el lugar para cerrar su campaña: Córdoba, provincia en la que el macrismo arrasó en las PASO y sacó más del 50% de los votos. En esa localidad, su gobernador, Juan Schiaretti (ganó con el 56% de los votos), no apoyó a ninguno de los 2 candidatos de ‘la grieta’, pero desde la política aseguran que en realidad, desde el oficialismo de Córdoba «juegan para Mauricio».

Así las cosas, Mauricio Macri eligió Córdoba como cierre final, en donde estuvo acompañado por gobernadores radicales y por los principales dirigentes de Juntos por el Cambio. El acto comenzó pasadas las 20, en la intersección de la avenida Hipólito Irigoyen y Boulevar San Juan, frente al shopping del Patio Olmos, en el centro de la ciudad.

A Macri se lo notaba «como pez en el agua» al notar el amplio respaldo que tiene por parte de esa sociedad, a diferencias de otras localidades en las que durante su recorrido de Juntos por el Cambio, la convocatoria no fue la que el oficialismo esperaba.

En lo que fue su discurso de ayer  24/10, Macri hizo énfasis en todo lo que construyó el Gobierno durante estos 4 años, y aunque admitió «que no fue fácil», les aseguró a sus seguidores que volviendo al pasado la Argentina no avanzará.

«Llegar hasta acá nos costó más de lo que pensábamos. Los problemas que tenemos que enfrentar son más profundos de lo que imaginábamos, y lleva tiempo resolverlos. Pero no nos equivocamos cuando dijimos que el cambio es posible. Demostramos que se puede tener una política social sin clientelismo y que se pueden construir obras en todo el país sin corrupción», dijo el Presidente.

Y siguió: «Todo lo que hemos hecho son esos cimientos sólidos sobre los que hoy podemos proyectar un futuro distinto. Va a venir una etapa de crecimiento, de generación de empleo, de mejora de salarios y de alivio para todos los argentinos».

Sobre un eventual triunfo de AF como pronostican casi todos los analistas, Macri no cree. Incluso, él asegura que el Gobierno «tendrá noviembre», en referencia a que habrá segunda vuelta luego del 27/10.

«Sé que juntos vamos a hacer que ésta sea la elección con mayor asistencia desde 1983. Porque acá no estamos dando vuelta una elección, estamos dando vuelta una historia de frustraciones y mentiras», sentenció.

Macri estuvo acompañado por su esposa, el senador Miguel Pichetto y el diputado nacional Mario Negri.

Otro dato curioso es que la diputada Elisa Carrió no estuvo en ninguno de los 2 actos. Ni en el de Macri ni en el de Vidal.

Deja una respuesta