Juntos por el Cambio emitió un comunicado tras los anuncios de Massa

Juntos por el Cambio (JxC) expresó su descontento sobre las medidas económicas que realizó el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, y afirmaron que los anuncios fueron «generales» y que no «llegan a conformar un plan económico».

«Expresamos que se realizaron anuncios muy generales y muy pocas medidas. Dichas intenciones en ningún caso llegan a conformar un plan económico y tampoco constituyen un programa de estabilización de la economía, el cual es imprescindible y debe ser inmediato», inicia el comunicado firmado por los presidentes de los partidos que integran JxC.

Además, puntualizaron sobre la interna que atraviesa las fuerza política que conforma del Gobierno: «Estamos frente a un Gobierno que no ha cumplido ni las metas, ni los anuncios, ni las promesas, ni los compromisos que realizaron durante su gestión». Y continúan: «Estamos frente a un Gobierno que continúa con divisiones, peleas y anarquía y es el primero en salir a oponerse a los pocos anuncios que él mismo realiza. El problema de la economía sigue siendo el político, que el Frente de Todos no resuelve».

«La expectativa del pueblo argentino es que en algún momento el Gobierno Nacional presente un verdadero plan económico y cumpla lo que dice».

JP. Morgan y Goldman Sachs también se expresaron sobre los anuncios

Por su parte, las reconocidas entidades financieras se refirieron a los anuncios del nuevo titular de Palacio de Hacienda, Sergio Massa. Desde el JP. Morgan argumentaron que las medidas económicas desveladas «se quedaron cortas en un plan de estabilización», y agregaron: «Nuestra primera impresión es que los anuncios carecen, una vez más, del aliento y la consistencia necesarios que exigen los retos actuales, quedándose muy lejos de lo que el plan de estabilización requeriría la actual situación macroeconómica».

En línea con lo anterior, sostienen que el dilema continúa siendo político: «Hasta ahora, la coalición política del gobierno se ha caracterizado por decisiones tardías y un estilo de ensayo y error. Esto dificulta un compromiso creíble a primera vista, a menos que vaya acompañado de lo que podrían considerarse medidas políticamente costosas al entrar en un año electoral».

Mientras que el informe de Goldman Sachs dice que la Argentina «necesita una combinación de políticas más convencional y disciplinada para reequilibrar la economía» y resalta: «Eso implica, en primer lugar, establecer una senda creíble hacia la consolidación fiscal estructural y un tipo de cambio que se permita reflejar los fundamentos macroeconómicos, lo que requeriría una audaz reducción de la represión/control financiero».