Juntos por el Cambio le advierte al Gobierno que para tomar nuevas medidas sanitarias a nivel nacional «deben pasar por el Congreso»

Desde que se conoció que el Gobierno iba a aplicar un «toque de queda nocturno» que consistía en la prohibición de la circulación nocturna en todo el país, hubo muchas reacciones al respecto.  Es una medida que ya se aplica en varios países del mundo debido al rebrote y la segunda ola del virus, los altos números de contagios y muertes. Aún así, y teniendo una realidad epidemiológica marcada por la incertidumbre, la oposición no está de acuerdo con las restricciones del Gobierno y alertó que ese tipo de restricciones deben pasar primero por el Congreso Nacional. No obstante, en las últimas horas, y cuando se creía que la medida iba a ser obligatoria en todo el país, el Ejecutivo decidió, por ahora, que cada gobernador aplique la nueva medida respecto a la cantidad de contagios y muertos por covid-19.

En los últimos tres días en Argentina el número de contagios por coronavirus subió de manera alarmante: 41.066 nuevos enfermos en todo el país. Las cifras preocupan al Gobierno y por ello han decidido tomar medidas más estrictas para tratar de aplanar la curva. En principio querían un toque de queda sanitario nocturno para todo el país, pero ahora, se conoció que cada gobernador aplicará la medida respecto a su realidad epidemiológica.

En principio, el toque de queda sanitario nocturno consistía en que desde las 00 horas hasta las 06 no se podría circular y quien no cumpla tendrá duras sanciones. Pero por lo pronto, y debido al mar de críticas que recibió, el Presidente de la nación decidió que cada provincia sea autónoma y no firmó aún el decreto para que la medida sea obligatoria en todo el territorio nacional.

Así las cosas, y ni bien se conoció la noticia ayer por la tarde, fueron los dirigentes de la oposición en el Congreso quienes salieron al cruce del Gobierno nacional. Para Juntos por el Cambio la decisión tiene, en primer lugar, que pasar por el Congreso Nacional, y además, advierten que esta decisión «atenta contra las libertades individuales».

En un comunicado, la coalición opositora destacó que «el gobierno nacional elige restringir las libertades individuales como una única respuesta a la crisis sanitaria del coronavirus» e hizo hincapié en que «el toque de queda que se pretende no hace más que confirmar la mezcla del fracaso de la política sanitaria y el intento oficial por montarse sobre acontecimientos populares que pretendieron convertir en eventos oficialistas».

Además, el comunicado agrega: «Así se permitieron hechos masivos en un momento en el que, con el esfuerzo de todos, los contagios habían bajado, pudiendo tener un verano ordenado, con la posibilidad para miles de comercios de volver a abrir sus puertas y para que los trabajadores regresaran a sus actividades».

En otro fragmento del comunicado, Juntos por el Cambio tildó a las políticas de Gobierno de fracasados, y alegó que el Estado le quiere «cargar» el fracaso a los jóvenes.

«Ahora la carga del fracaso y negligencia en el manejo de la pandemia tiene un nuevo chivo expiatorio: los jóvenes, generando un nuevo enemigo imaginario en los jóvenes; no puede ser un absurdo tan grande», sentenciaron.

A su vez, añadieron que la cuarentena «eterna» no solucionó el tema sanitario sino que, por el contrario, «se demostró ineficiente, autoritario y con una inédita violación a los derechos humanos, con episodios oscuros y aún no dilucidados».

«El Presidente prometió que para esta época diez millones de personas iban a estar vacunadas. Esperando la vacuna se postergó eternamente la actividad privada de millones de familias y se terminó el año escolar sin horizonte de volver a la actividad, con los gremios nuevamente amenazando con no retornar el ciclo lectivo. Así, con la realidad de la cuarentena fracasada -que no evitó muertes ni contagios- el Gobierno vuelve a intentar la misma estrategia que, sin dudas, tendrá el mismo resultado», sentenciaron los dirigentes de Juntos por el Cambio.

Qué pidieron en su comunicado:

1. Tratamiento presencial en el Congreso del toque de queda.

2. Cuidar las fuentes de trabajo y permitir -con protocolos- la continuidad de la actividad comercial y laboral, que ya lleva 10 meses de incertidumbre.

3. Levantar todas las medidas restrictivas de la actividad agrícola, para tener divisas que ayuden a la recuperación económica.

4. Habilitar a todas las instituciones a participar de la logística de vacunación, para que no sucedan hechos como el de Olavarría, que deja en evidencia el uso político de la misma al no haber utilizado el Vacunatorio Municipal.

5. Frenar todo intento de avanzar contra la Constitución, como se pretende hacer controlando a la prensa y atacando a las instituciones de la Justicia.

6. Por último, que el Gobierno sepa que Juntos por el Cambio no permitirá un avance sobre las libertades, a partir de un inconcebible momento autoritario y arbitrario. Defenderemos siempre los derechos de los ciudadanos y presentaremos las medidas judiciales adecuadas para que la Constitución no sea ignorada y pisoteada.

DEBE PASAR POR EL CONGRESO:

Por su parte, desde la oposición también salieron a cuestionar que la nueva medida sanitaria no pase por el Congreso.

«El toque de queda debe aprobarse en el Congreso; no es potestad de un monarca. ¿Quiénes pagan el fracaso de la política sanitaria del Gobierno? Millones de argentinos que no pueden trabajar.¡Otro golpe a los trabajadores!», dijo, por ejemplo, la líder del PRO, Patricia Bullrich.

Del mismo modo, el diputado de la UCR Mendoza Luis Petri coincidió en que «toda decisión sobre restricciones a las libertades individuales, llámese cuarentena o toque de queda, debe ser dispuesta por el Congreso, no mediante DNU a sola firma del Presidente y menos si establece consecuencias penales».