Los dirigentes opositores de Juntos por el Cambio advirtieron que «ha comenzado una agenda más extrema» del gobierno, en medio de la pandemia, y dijeron que su apoyo inicial a la administración de Alberto Fernández «no era un cheque en blanco».

Los dirigentes de Juntos por el Cambio continúan utilizando los encuentros virtuales para comunicarse con sus dirigentes de todo el país, analizar la coyuntura y definir cuál será su futuro cuando termine el aislamiento social obligatorio dispuesto para combatir la pandemia de coronavirus.

El más importante que se realizó el pasado miércoles, en un diálogo virtual donde líderes partidarios advirtieron sobre cómo afecta el parate económico a la clase media y a la educación de las clases más postergadas.

En el debate expusieron los titulares del PRO, Patricia Bullrich, y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, junto al jefe del bloque de Juntos por el Cambio en Diputados, el radical Mario Negri, quienes analizaron la situación actual y el día después de la cuarentena, junto a unos 200 dirigentes y militantes de la sexta sección electoral bonaerense.

«La única certeza es que va a haber más pobreza, más desempleo, más desigualdad, tenemos certeza de que nos va a costar más al mundo. Vamos a tener que repensar la Argentina», fue el diagnóstico de Negri.

El dirigente agregó que también hay «certeza de que retrocedemos en la educación» y consideró que estos cerca de tres meses sin clases significarán «un retraso en términos de capital humano y progreso para el país».

Para Negri, «lo peor de la pandemia es que muestra el rostro de la desigualdad» y esto «en la educación se nota mucho, porque no tenemos más de 40% de conectividad».

El radical también sostuvo que esta situación «ha mostrado la ineficiencia del Estado» y expresó: «A diferencia de este Gobierno, tenemos que tomar conciencia de que nadie va a poder hacerlo solo», en referencia a cómo salir de la crisis.

«Estamos frente a un Gobierno que tuvo la velocidad para aislarnos, y nos sumamos, actuamos con generosidad, no de manera especulativa. Ahora eso no es un cheque en blanco, significa sumar esfuerzos», fue su conclusión.

  • En tanto, Ferraro recalcó que esa coalición tuvo «una actitud como oposición responsable» en medio de la pandemia. «Ojalá hubiéramos tenido una oposición así durante los cuatro años del gobierno de Cambiemos», remarcó.
Compartinos: